¿Qué es un finiquito?

¿Qué es un finiquito? Un artículo de Jesús Pastor

Cuando uno entra en el mundo laboral, sabe perfectamente qué es un contrato y qué partes se tienen que tener en cuenta. Lo que a uno más le interesa siempre es la jornada laboral y la retribución salarial. ¿Cuántas horas voy a trabajar? ¿Cuántos euros brutos cobraré? ¿Y cómo se queda mi salario en neto? Todas estas preguntas quedan bien resueltas antes de implantar tu firma en el contrato, pero…. ¿Y cuando se rescinde? ¿Realmente sabes qué es un finiquito?

Nuestro abogado especialista en derecho laboral Jesús Pastor te cuenta hoy qué es un finiquito.

¿Qué es un finiquito?

El finiquito, es un documento que entrega la empresa al trabajador en el momento en que finaliza la relación laboral. En este documento, se liquidan la cantidades que la empresa adeuda al trabajador, es decir, la empresa paga al trabajador por los distintos conceptos en los que todavía le debe dinero.

Algunos de estos conceptos son:

  • Salario de los días trabajados durante el mes
  • Vacaciones no disfrutadas
  • Parte proporcional de las pagas extras
  • Horas extras

Una vez el trabajador queda conforme con estas cantidades y conceptos, se da por extinguida la relación contractual y éste acepta encontrarse satisfecho por el empresario en todos los derechos que pudieran corresponderle.

Indemnizaciones

La indemnización por despido es un pago que recibe el trabajador cuando el empleador da por finalizado su contrato de trabajo de manera improcedente, siendo un derecho del trabajador y regulado en el Estatuto de los Trabajadores

¿Es lo mismo la indemnización por despido que el finiquito?

Estos dos conceptos son distintos y muchas veces podemos llegar a confundirlos.

Mientras que la indemnización por despido puede o no puede generar un indemnización ( dependiendo del tipo de despido), el finiquito propuesta la liquidación de los conceptos salariales pendientes que la empresa debe al trabajador al día de finalización de la relación laboral. En este aspecto, en caso de existir dichos conceptos, la empresa tiene la obligación de abonarlos al trabajador.

El finiquito negativo.

No siempre terminar la relación contractual supone una aportación económica al trabajador. También puede darse el caso que el trabajador genere un deuda con el empleador, y su finiquito será negativo.

Algunos ejemplos de este caso serían el exceso de vacaciones consumidas, o el no preavisar de la finalización con la antelación suficiente. En estos casos, el trabajador tendrá que abonar la cantidad correspondiente económicamente de su salario a la empresa.

¿Tienes más dudas en cuestión laboral? Nuestro despacho dispone de un equipo experto en Derecho Laboral y Relaciones Laborales dispuesto a asesorarte en todas tus dudas.


O rellena nuestro formulario para que nos pongamos en contacto contigo.


Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

Moya&Emery Asesores y Abogados

Moya&Emery Asesores y Abogados

Total posts created: 275

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Política de Cookies

Nuestra página web utiliza cookies. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.