Archivo de la etiqueta: IVA

Artículo de opinión de Nicolás Emery en Canal4diario.com: Aviso sobre la regularización de módulos de IRPF e IVA en el año 2020

A diferencia de años anteriores, los trabajadores autónomos que tributen por la modalidad de módulos en el IRPF e IVA, en la medida en que quieran optimizar su factura fiscal, tendrán que sacar la calculadora y contar los días que realmente han trabajado.

Por lo general, los contribuyentes que determinan su renta a través de la estimación objetiva por módulos ya pueden calcular desde este mes de diciembre su presupuesto de impuestos de IRPF e IVA para el año 2021. La Orden HAC/1155/2020, de 25 de noviembre, determina los límites a tener en cuenta.

Los trabajadores autónomos antes de empezar a calcular su presupuesto de impuesto para el año tienen la difícil tarea de calcular de forma correcta su factura de 2020, un año atípico debido a la situación generada por el COVID 19. Por ello, deberán, con la calculadora en la mano, tener en cuenta lo siguiente:

  • Que han de ajustar la variable de trabajo efectivamente realizado, teniendo en cuenta que el estado de alarma ha durado 72 días y, por tanto, deben restar dichos días del cómputo de días trabajados.
  • Que existen actividades económicas que han tenido suspendida su actividad más allá del estado de alarma y, de igual forma, deben computarse correctamente los efectivos días de actividad.
  • Que también deben ajustarse todas las variables que afectan a aquellos signos que tienen ver con el aforo de la actividad, dado que muchas  actividades han visto reducido su aforo en un 50% durante mucho tiempo.
  • Ni que decir tiene que deben hacer lo anterior todas aquellas actividades todavía suspendidas, como los que se dediquen a ciertas actividades de ocio.

Como cabe imaginar, esta tarea de cálculo no es algo sencillo ni siquiera para los que nos dedicamos a ello y, por ello, les recomiendo que acudan al auxilio de un profesional.

Todo lo anterior viene referido al IRPF pero ¿Qué sucede con el IVA? Los signos o módulos son los mismos. La metrología para el cálculo del IVA devengado es el mismo, pero este no es el importe que tendrá que pagar. El trabajador autónomo podrá deducir del IVA devengado calculado por estimación, la totalidad de todos los IVAs soportados durante el año 2020. Ahora bien, habrá de tener en cuenta que los IVAs pagados por compras serán inferiores a los años anteriores, y los IVAs de gastos generales, tales como alquileres de locales de negocio, serán menores debido a la reducción y condonación total o parcial de las rentas.

¿Qué ocurre con el año 2021?

El Ministerio de Hacienda publicó el pasado 4 de diciembre la Orden HAC/1155/2020, de 25 de noviembre, por la que se desarrollan, para el año 2021, tanto el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas como el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido. Es habitual durante estas fechas que cada año se actualicen las variables que deben tener en cuenta los trabajadores autónomos que han elegido el cálculo de la base imponible de su actividad económica (IRPF) y el importe del IVA devengado que tendrán que utilizar en la presentación de sus declaraciones del año 2021.

La mencionada Orden ministerial recientemente publicada no introduce modificaciones importantes. No obstante, una vez realizados los cálculos para el año 2021, estos están fuera del alcance del trabajador autónomo, al ser la estimación objetiva una modalidad de tributación voluntaria puede renunciar (o revocar la renuncia) para 2021 presentando el modelo 036 / 037 hasta el 31 de diciembre de 2020 o presentando en plazo la declaración-liquidación correspondiente al primer trimestre del 2021 aplicando el método de estimación directa del IRPF o el régimen general del IVA.

También tendrá que renunciar en los mismos plazos si se ha superado alguno de los límites durante el año 2020.


Artículo original de Nicolás Emery para el diario digital canal4diario.com

Publicada la Orden que modifica la llevanza de Libros registro del IVA

FUENTE: Artículo original de IBERLEY, de 24/11/2020.

Se publica en el BOE del 24 de noviembre la Orden HAC/1089/2020, de 27 de octubre, por la que se modifica la Orden HFP/417/2017, de 12 de mayo, por la que se regulan las especificaciones normativas y técnicas que desarrollan la llevanza de los Libros registro del Impuesto sobre el Valor Añadido a través de la Sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria establecida en el artículo 62.6 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por el Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre, y se modifica otra normativa tributaria.

Con entrada en vigor el 1 de enero de 2021 se publica en el BOE del 24 de noviembre de 2020 la Orden HAC/1089/2020, de 27 de octubre, por la que se modifica la Orden HFP/417/2017, de 12 de mayo, por la que se regulan las especificaciones normativas y técnicas que desarrollan la llevanza de los Libros registro del Impuesto sobre el Valor Añadido a través de la Sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria establecida en el artículo 62.6 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por el Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre, y se modifica otra normativa tributaria.

Esta Orden tiene por objeto adaptar el contenido y diseños de los Libros registro llevados a través de la Sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria a los cambios normativos y también para adecuarlo a las necesidades asistenciales que se han puesto a disposición del sujeto pasivo recientemente.

En consecuencia, en primer lugar, esta orden se hace necesaria para que, a partir del 1 de enero de 2021, pueda ser posible la llevanza de las operaciones a que se refiere el número 3.º del apartado 1 del artículo 66 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, del libro registro de determinadas operaciones intracomunitarias, a través de la Sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria mediante el suministro electrónico de la información.

Esta modificación normativa tiene su origen en el Real Decreto-ley 3/2020, de 4 de febrero, de medidas urgentes por el que se incorporan al ordenamiento jurídico español diversas directivas de la Unión Europea en el ámbito de la contratación pública en determinados sectores; de seguros privados; de planes y fondos de pensiones; del ámbito tributario y de litigios fiscales, el cual introdujo modificaciones en la normativa reguladora del Impuesto sobre el Valor Añadido con la finalidad de proceder a la incorporación al ordenamiento interno de la Directiva (UE) 2018/1910, del Consejo, de 4 de diciembre de 2018, por la que se modifica la Directiva 2006/112/CE en lo que se refiere a la armonización y la simplificación de determinadas normas del régimen del Impuesto sobre el Valor Añadido en la imposición de los intercambios entre los Estados miembros.

En virtud del citado Real Decreto-ley, la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, incorporó a nuestro ordenamiento interno las reglas armonizadas de tributación en el Impuesto sobre el Valor Añadido de los denominados acuerdos de venta de bienes en consigna. Esto es, los acuerdos celebrados entre empresarios o profesionales para la venta transfronteriza de mercancías, en las que un empresario (proveedor), o un tercero en su nombre y por su cuenta, envía bienes desde un Estado miembro a otro, dentro de la Unión Europea, para que queden almacenados en el Estado miembro de destino a disposición de otro empresario o profesional (cliente), que puede adquirirlos en un momento posterior a su llegada.

Con el objetivo de simplificar estas operaciones y reducir las cargas administrativas de los empresarios y profesionales que realizan aquellas, la nueva regulación establece que las entregas de bienes efectuadas en el marco de un acuerdo de ventas de bienes en consigna darán lugar a una entrega intracomunitaria de bienes exenta en el Estado miembro de partida efectuada por el proveedor, y a una adquisición intracomunitaria de bienes en el Estado miembro de llegada de los bienes efectuada por el cliente, cumplidos determinados requisitos.

Entre los requisitos, se establece la obligación de que los empresarios y profesionales que participan en los acuerdos de ventas de bienes en consigna, incluido en su caso el empresario o profesional que sustituya a aquel al que inicialmente estaban destinados los bienes, anoten dentro del libro registro de determinadas operaciones intracomunitarias el envío o recepción de los bienes comprendidos en un acuerdo de ventas de bienes en consigna. Esta obligación registral se configura no únicamente como un requisito formal sino como un requisito sustantivo, puesto que su cumplimiento será necesario para la aplicación de la simplificación. En este sentido, el Reglamento de Ejecución (UE) 2018/1912 del Consejo, de 4 de diciembre de 2018, ha modificado el Reglamento de Ejecución (UE) 282/2011 del Consejo, de 15 de marzo de 2011 para regular de forma armonizada el registro de estas operaciones.

Siguiendo esta línea, el Real Decreto-ley 3/2020 modificó el Reglamento del Impuesto, para regular, dentro del libro registro de determinadas operaciones intracomunitarias que deben llevar los sujetos pasivos del Impuesto, los movimientos de mercancías y las operaciones derivadas de un acuerdo de ventas de bienes en consigna.

No obstante, para facilitar su cumplimiento y el desarrollo técnico necesario para su aplicación, el registro de los envíos o recepciones de los bienes comprendidos en un acuerdo de ventas de bienes en consigna dentro del nuevo libro registro de determinadas operaciones intracomunitarias a través de la Sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria para los empresarios y profesionales acogidos al suministro inmediato de información, se retrasó hasta el 1 de enero de 2021.

Con el objeto de hacer posible que los empresarios y profesionales acogidos al suministro inmediato de información puedan cumplir con las obligaciones registrales derivadas de un acuerdo de ventas de bienes en consigna a través de la Sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria a partir de 1 de enero de 2021, esta orden aprueba las especificaciones funcionales de los elementos integrantes de los mensajes XML de alta y modificación de los registros del libro registro de determinadas operaciones intracomunitarias.

En segundo lugar, esta orden tiene por objeto introducir mejoras de carácter técnico en las especificaciones normativas y técnicas que desarrollan la llevanza de los Libros registro del Impuesto sobre el Valor Añadido a través de la Sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria establecida en el artículo 62.6 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, para ayudar al correcto cumplimiento de las obligaciones tributarias asociadas, principalmente relacionadas con la cumplimentación de las autoliquidaciones del Impuesto sobre el Valor Añadido.

De este modo, se añade en el libro registro de facturas recibidas una marca para identificar, con carácter opcional, las cuotas soportadas por la adquisición o importación de bienes de inversión.

También en el libro registro de facturas recibidas, se introducen los campos necesarios para que, en caso de que el contribuyente decida deducir el Impuesto sobre el Valor Añadido soportado en un periodo posterior al de registro pueda, con carácter opcional, indicarlo, así como el ejercicio y periodo en que ejercitará el derecho a deducir.

Finalmente, esta orden establece que aquellas entidades a las que sea de aplicación la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal y las entidades o establecimientos privados de carácter social a que se refiere el artículo 20.Tres de la Ley 37/1992, que estén incluidas en el suministro inmediato de información, deberán informar de las adquisiciones de bienes o servicios al margen de cualquier actividad empresarial o profesional en los mismos términos que las mismas entidades deben informar en la declaración informativa anual sobre operaciones con terceras personas, modelo 347, cuando no están incluidas en el Suministro Inmediato de Información.

FUENTE: Artículo original de IBERLEY, de 24/11/2020.

¿Puede una sociedad deducirse cuotas soportadas por IVA correspondientes al alquiler de una vivienda en la que la empresa aloja a trabajadores desplazados por motivos laborales? ¿Cómo probar la afección de ese alquiler a la actividad empresarial?

Consulta Vinculante V2239-20, de 1 de julio de 2020 de la Subdirección General de Impuestos sobre el Consumo

IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO

Deducción de cuotas soportadas. Acreditación. La sociedad interesada ha recibido liquidación provisional por parte de la Agencia Tributaria no admitiendo la deducción de las cuotas soportadas por el Impuesto sobre el Valor Añadido correspondientes al arrendamiento de una vivienda, al no considerarse el mismo afecto a la actividad empresarial. La vivienda ha sido arrendada por la sociedad para alojar a trabajadores desplazados por motivos laborales. Respecto a la forma de documentar el arrendamiento en cuestión, a efectos de probar su afectación a la actividad empresarial o profesional de la interesada, como ya se ha señalado esta circunstancia deberá probarse por cualquier medio de prueba admitido en Derecho, según dispone el artículo 106 de la Ley General Tributaria. En todo caso, la competencia para la valoración de los medios de prueba aportados por la consultante corresponde a los órganos de Gestión e Inspección de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, sin que este Centro directivo pueda pronunciarse sobre la validez preferente de unos u otros

DESCRIPCIÓN

La sociedad consultante ha recibido liquidación provisional por parte de la Agencia Tributaria no admitiendo la deducción de las cuotas soportadas por el Impuesto sobre el Valor Añadido correspondientes al arrendamiento de una vivienda, al no considerarse el mismo afecto a la actividad empresarial. La vivienda ha sido arrendada por la sociedad consultante para alojar a trabajadores desplazados por motivos laborales.

CUESTIÓN

Forma de documentar el mencionado arrendamiento de forma o medios de prueba que se deben aportar en caso de futuros requerimientos por parte de la Administración, para demostrar la afectación a la actividad empresarial y poder deducir las cuotas soportadas por el Impuesto sobre el Valor Añadido.

CONTESTACIÓN

1.- El ejercicio del derecho a la deducción del Impuesto sobre el Valor Añadido por el sujeto pasivo se recoge en el Título VIII de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (BOE de 29 de diciembre).

A estos efectos el artículo 93.Cuatro de la Ley del Impuesto dispone que:

“Cuatro. No podrán ser objeto de deducción, en ninguna medida ni cuantía, las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios efectuadas sin la intención de utilizarlos en la realización de actividades empresariales o profesionales, aunque ulteriormente dichos bienes o servicios se afecten total o parcialmente a las citadas actividades.”.

Por su parte, el artículo 94.Uno.1º del mismo texto legal establece que:

“Uno. Los sujetos pasivos a que se refiere el apartado uno del artículo anterior podrán deducir las cuotas del Impuesto sobre el Valor Añadido comprendidas en el artículo 92 en la medida en que los bienes o servicios, cuya adquisición o importación determinen el derecho a la deducción, se utilicen por el sujeto pasivo en la realización de las siguientes operaciones:

1º. Las efectuadas en el ámbito espacial de aplicación del impuesto que se indican a continuación:

a) Las entregas de bienes y prestaciones de servicios sujetas y no exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido.

b) Las prestaciones de servicios cuyo valor esté incluido en la base imponible de las importaciones de bienes, de acuerdo con lo establecido en el artículo 83 de esta Ley.

c) Las operaciones exentas en virtud de lo dispuesto en los artículos 21, 22, 23, 24 y 25 de esta ley, así como las demás exportaciones definitivas de bienes fuera de la Comunidad que no se destinen a la realización de las operaciones a que se refiere el número 2º de este apartado.

Los servicios prestados por agencias de viaje que estén exentos del impuesto en virtud de lo establecido en el artículo 143 de esta Ley.”.

En el presente supuesto el consultante afirma la afectación a su actividad empresarial del arrendamiento de vivienda a que se refiere la consulta. Ésta es una cuestión de hecho que deberá acreditar por cualquiera de los medios admitidos en Derecho, cuya carga incumbe a la misma de acuerdo con lo señalado en esto en materia de prueba en la Sección 2º del capítulo II del título III de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, (BOE del 18), en particular lo señalado en su artículo 105.1 según el cual quien haga valer su derecho deberá probar los hechos constitutivos del mismo.

2.- Por otra parte, debe tenerse en cuenta, además de lo anterior, lo dispuesto en el artículo 95 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido que a continuación transcribimos:

“Uno. Los empresarios o profesionales no podrán deducir las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios que no se afecten, directa y exclusivamente, a su actividad empresarial o profesional.

Dos. No se entenderán afectos directa y exclusivamente a la actividad empresarial o profesional, entre otros:

1º. Los bienes que se destinen habitualmente a dicha actividad y a otras de naturaleza no empresarial ni profesional por períodos de tiempo alternativos.

2º. Los bienes o servicios que se utilicen simultáneamente para actividades empresariales o profesionales y para necesidades privadas.

3º. Los bienes o derechos que no figuren en la contabilidad o registros oficiales de la actividad empresarial o profesional del sujeto pasivo.

4º. Los bienes y derechos adquiridos por el sujeto pasivo que no se integren en su patrimonio empresarial o profesional.

5º. Los bienes destinados a ser utilizados en la satisfacción de necesidades personales o particulares de los empresarios o profesionales, de sus familiares o del personal dependiente de los mismos, con excepción de los destinados al alojamiento gratuito en los locales o instalaciones de la empresa del personal encargado de la vigilancia y seguridad de los mismos, y a los servicios económicos y socio-culturales del personal al servicio de la actividad.

Tres. No obstante lo dispuesto en los apartados anteriores, las cuotas soportadas por la adquisición, importación, arrendamiento o cesión de uso por otro título de los bienes de inversión que se empleen en todo o en parte en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional podrán deducirse de acuerdo con las siguientes reglas:

1ª. Cuando se trate de bienes de inversión distintos de los comprendidos en la regla siguiente, en la medida en que dichos bienes vayan a utilizarse previsiblemente, de acuerdo con criterios fundados, en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional.

2ª. Cuando se trate de vehículos automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas, se presumirán afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 50 por ciento.

(…).

3ª. Las deducciones a que se refieren las reglas anteriores deberán regularizarse cuando se acredite que el grado efectivo de utilización de los bienes en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional es diferente del que se haya aplicado inicialmente.

La mencionada regularización se ajustará al procedimiento establecido en el Capítulo I del Título VIII de esta Ley para la deducción y regularización de las cuotas soportadas por la adquisición de los bienes de inversión, sustituyendo el porcentaje de operaciones que originan derecho a la deducción respecto del total por el porcentaje que represente el grado de utilización en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional.

4ª. El grado de utilización en el desarrollo de la actividad empresarial o profesional deberá acreditarse por el sujeto pasivo por cualquier medio de prueba admitido en derecho. No será medio de prueba suficiente la declaración-liquidación presentada por el sujeto pasivo ni la contabilización o inclusión de los correspondientes bienes de inversión en los registros oficiales de la actividad empresarial o profesional.

(….).”.

En virtud de lo dispuesto en este artículo para que se genere el derecho a la deducción de cuotas soportadas por la adquisición de bienes o recepción de servicios se precisa, en principio, que la afectación a la actividad empresarial sea directa y exclusiva. No obstante, se admite la afectación parcial cuando sea un bien de inversión el objeto de la adquisición, importación, arrendamiento o cesión de uso por otro título.

En cuanto al modo de acreditar este grado de afectación por el consultante, además de lo previsto en la ya citada Ley General Tributaria, deberá tenerse en cuenta que a estos efectos será válido cualquier medio admitido en Derecho, pero no será prueba suficiente la declaración-liquidación presentada por el propio sujeto pasivo ni la contabilización o inclusión de los correspondientes bienes de inversión en los registros oficiales de la actividad empresarial, sin perjuicio de que esta anotación sea otra condición necesaria para poder ejercitar el derecho a la deducción.

3.- Por último, en cuanto a la forma de documentar el arrendamiento objeto de consulta, a efectos de probar su afectación a la actividad empresarial o profesional de la consultante, como ya se ha señalado esta circunstancia deberá probarse por cualquier medio de prueba admitido en Derecho, según dispone el artículo 106 de la Ley General Tributaria.

En todo caso, la competencia para la valoración de los medios de prueba aportados por la consultante corresponde a los órganos de Gestión e Inspección de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, sin que este Centro directivo pueda pronunciarse sobre la validez preferente de unos u otros.

4.- Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

#moyaemery #consulta #vinculante #dgt #tributos #iva #deducción #alquiler #cuotas #arrendamiento #afección #actividadempresarial

No quedan sujetas a IVA las cantidades condonadas de rentas de local de negocio

La DGT -Dirección General de Tributos- ha venido a despejar, a través de consultas vinculantes, que las cantidades de renta perdonadas por el propietario del local de negocio al inquilino durante el estado de alarma no estarán sujetas al IVA.

La Dirección General de Tributos, en respuesta a la consulta vinculante V2053-20, de 23 de junio de 2020, (haz clic en el enlace para ver el contenido completo de la contestación) ha establecido que no estarán sujetos al IVA los autoconsumos derivados de la condonación de la renta de un local de negocios cuando el arrendatario no pueda realizar actividad económica alguna en el mismo por aplicación de las disposiciones establecidas durante la vigencia del estado de alarma. 

En el caso analizado, una persona física es propietaria de un local comercial que tiene arrendado y que se encuentra destinado a la actividad de cafetería, y como consecuencia del estado de alarma, decide que no va a cobrarle al arrendatario la renta correspondiente a varias mensualidades.

En primer lugar, como es sabido, sólo en el caso de que formal y expresamente se cancele temporalmente la relación contractual arrendaticia o se modifique el momento de su exigibilidad se dejará de devengar el IVA y, en consecuencia, en tanto no se cancele o modifique la relación arrendaticia se seguirá devengando el Impuesto correspondiente al arrendamiento del mismo, de acuerdo con la exigibilidad de las cuotas de arrendamiento que se había pactado. Dicho esto, si el impago de las rentas correspondientes a algunos de los meses por parte del arrendatario no derivara de una condonación de las mismas sino de una moratoria en el pago de las rentas pactadas por las partes con carácter previo a su devengo, en virtud de lo dispuesto en el art. 75.uno.7º de la Ley 37/1992 (Ley IVA), a las rentas arrendaticias de los meses en los que las partes hayan pactado una moratoria en su exigibilidad, les resultará de aplicación la regla de devengo prevista en dicho artículo, por lo que el devengo del Impuesto se producirá con ocasión de la nueva exigibilidad pactada.

No obstante lo anterior, en este caso, el impago de las rentas correspondientes a algunos de los meses por parte del arrendatario deriva de una condonación de dicha renta por parte de la arrendadora. En estas circunstancias, debe recordarse que el art. 78 de la Ley 37/1992 (Ley IVA) dispone que la base imponible de dicho Impuesto “estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo procedente del destinatario o de terceras personas.”. De esta forma, en el caso de condonación parcial de la renta establecida en los contratos de arrendamiento de locales, entendida como reducción de la renta pactada en un momento posterior a su devengo, resultará aplicable lo dispuesto en el art. 80. Dos de la Ley 37/1992 (Ley IVA).

Así, si con posterioridad al devengo de las operaciones se estipula entre los contratistas una reducción del importe fijado en concepto de renta por el arrendamiento, procederá la minoración de la base imponible en la cuantía correspondiente. Sin embargo, si dicha condonación parcial de la renta se realiza con anterioridad o simultáneamente al momento en que se haya pactado su exigibilidad deberá entenderse que la nueva renta se ha reducido en la cuantía correspondiente, de conformidad con lo señalado en el art. 78. Tres.  2º de la Ley 37/1992 (Ley IVA).

Por otro lado, en el supuesto de condonación total de la renta, vigente el contrato de arrendamiento y sin que se hubieran modificado las condiciones contractuales en relación con la exigibilidad o el importe de la renta, debe tenerse en cuenta que, conforme al art. 12 de la Ley 37/1992 (Ley IVA), serán operaciones asimiladas a las prestaciones de servicios a título oneroso los autoconsumos de servicios. En ese sentido, cuando las operaciones realizadas a título gratuito se llevan a cabo para servir a los fines propios de la empresa, cabe deducir que las mismas no están sujetas al tributo. Sin embargo, la condonación voluntaria de la renta del arrendamiento no puede interpretarse en el sentido de que va a servir a las finalidades de la empresa, esto es, de la actividad de arrendamiento que desarrolla el arrendador y, por tanto, el autoconsumo no debe quedar exonerado de tributación. En conclusión, la condonación total de la renta del arrendamiento del local de negocio determina la realización de una operación sujeta al Impuesto por tratarse de una operación asimilada a las prestaciones de servicios en su condición de autoconsumo de servicios.

Con independencia de lo anterior, el art. 26 de la Directiva 2006/112/CE del Consejo (Sistema Común del IVA) permite a los Estados miembros no gravar expresamente estas operaciones cuando la no sujeción no sea causa de distorsión de la competencia.

Además, el art. 7 del RD 463/2020 (Declaración de estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19), ha limitado durante su vigencia la circulación de las personas por las vías o espacios de uso público y, la misma norma, establece medidas de contención que, en la práctica, pueden suponer el cierre de determinados locales o actividades. En estas circunstancias, parece evidente que, cuando como consecuencia de la aplicación del estado de alarma, no es posible para el arrendatario de un local de negocio desarrollar en ninguna medida la actividad económica que venía desarrollando en el mismo, y si el arrendador condona totalmente el pago de la deuda, la no sujeción del correspondiente autoconsumo de servicios no puede generar distorsiones en la competencia ni actual ni futura, ni en el mercado de arrendamientos ni en del sector de actividad afectado mientras se mantengan dichas medidas. En consecuencia, no estarán sujetos al IVA los autoconsumos derivados de la condonación de la renta de un local de negocios cuando el arrendatario no pueda realizar actividad económica alguna en el mismo por aplicación de las disposiciones establecidas durante la vigencia del estado de alarma.

Moya & Emery – Información de contacto

Presupuestos Generales del Estado

Este año los presupuestos generales del estado han traído cola. Entre el cambio de gobierno y el retraso de su publicación han estado más en boca de todos. Además, traen consigo algunas novedades que ya conocemos como la bajada del IVA en el cine o el aumento de la paternidad. En el post de hoy, ya publicados los presupuestos y con entrada en vigor, pasamos a comentar ciertos aspectos que nos parecen interesantes.

Entre las novedades de los PGE encontramos la subida de las pensiones, la bajada del IRPF, el incremento del salario de los funcionarios, la ampliación a 5 semanas del permiso de paternidad, entre otras novedades. La ley de presupuestos entra en vigor hoy jueves, alguna de las medidas tienen carácter retroactivo por lo que se considerarán en vigor desde el 1 de enero.

A nivel tributario destacan las medidas en el IRPF, en el Impuesto sobre Sociedades, en el IVA, y sobre Tramitaciones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Pasamos a detallar cada una:

  • IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS: en este impuesto se incrementa la reducción por rendimientos del trabajo para rendimientos netos que no superen los 16.825€. Además, aumenta la deducción por maternidad por gastos de guardería a 1000€, como también aumenta las deducciones por familiar numerosa y personas con discapacidad a cargo. Por último, también sube el mínimo exento del gravamen especial para premios y ahora queda fijado en 10.000€ para 2018, 20.000€ para 2019 y 40.000€ para el 2020 y siguientes.
  • IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO: Entra en vigor con efectos del 3 de julio y se reduce el tipo impositivo aplicable a la entrada de cine que pasa del 21% al 10%. Por otro lado, se modifican las reglas de localización d servicios prestados de forma electrónica, de telecomunicaciones y radiodifusión y televisión para microempresas  y se introducen modificaciones en las exenciones interiores, exenciones por exportaciones de bienes y exenciones en operaciones asimiladas a las exportaciones.
  • IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES: se modifica la regulación de las rentas procedentes de determinados activos intangibles (“Patent-box”), su régimen transitorio, así como la deducción por inversores en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos en vivo.
  • IMPUESTO SOBRE TRANSMISIONES PATRIMONIALES Y ACTOS JURÍDICOS DOCUMENTADOS: en este  caso se actualiza la escala que grava la transmisión y rehabilitación de grandezas y títulos nobiliarios al 1%.

En cuanto a lo que se refiere al ámbito laboral una de las medidas más comentadas es el aumento de la paternidad a 5 semanas, pero no es la única.

  • PERMISO DE PATERNIDAD: aumenta el permiso de paternidad a cinco semanas. Entra en vigor el 5 de julio de 2018 y podrán solicitarla aquellos padres que hayan tenido un hijo o hayan adoptado o acogido a un menor, el trabajador tendrá derecho a la suspensión del contrato por paternidad durante cinco semanas.
  • INCENTIVO PARA AUTÓNOMOS: para aquellos que quieran darse de alta como autónomos en municipios de menos de 5000 habitantes podrán beneficiarse de la reducción y la bonificación de las cuotas en la seguridad social, siempre y cuando se cumplan los requisitos que se marcan dentro de los presupuestos.
  •  SUBIDA DE LAS CUOTAS DE AUTÓNOMOS:  a partir del 1 de agosto, los trabajadores autónomos verán una subida en la bases mínimas y máximas de cotización. La base máxima de cotización será de 3.803,70€, lo que supone un aumento de 52,20€ sobre la cantidad que había hasta ahora. La base mínima de cotización será 932,70€ al mes, lo que supone un incremento de 12,90€ a la cantidad actual.

Estas son sólo algunas de las medidas que nos parecen más importantes para comentar, pero hay muchas más. Si quieres leer todas las medidas de los Presupuestos Generales del Estado te dejamos el enlace aquí.

 

 

 

 

 

¿Qué va a pasar con el IVA en 2018?

Algo que nos interesa saber a todos es lo que va a suceder este 2018 con los impuestos. Es por eso que hoy vamos a hablar sobre el Impuesto del Valor Añadido y sobre las propuestas que ha realizado la Comisión Europea para ofrecer a los Estados miembros más flexibilidad a la hora de fijar los tipos del IVA y crear un marco fiscal que favorezca al desarrollo de las pymes.

La Comisión Europea está realizando una revisión general sobre el IVA con el fin de crear un espacio único del IVA para conseguir reducir el fraude sobre este impuesto dentro de la Unión Europea. Según la comisión, se pierden más de 150.000 millones de euros en concepto del IVA cada año. De estos 150 mil millones, aproximadamente unos 50 mil millones de euros se corresponden al fraude del IVA transfronterizo.

El motivo de esta nueva revisión sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido se debe a que, después de tantos años con un mercado único, todavía las empresas y los consumidores tienen que seguir enfrentándose a 28 regímenes distintos del IVA para realizar actividades transfronterizas. Es por eso que el propósito de esta propuesta es que para 2022 el IVA tenga una normativa común, y esto haga posible que los Estados miembro consideren las operaciones transfronterizas como si fueran operaciones nacionales. Con esta propuesta la intención es poder reducir hasta un 80% el nivel de fraude del IVA transfronterizo.

En principio son todo ventajas ya que esta nuevo marco común pretende hacer la vida más fácil para las empresas de la Unión Europea que tienen relaciones comerciales con otros países fuera de sus fronteras, ya que se reducirá la burocracia y los procedimientos que hacen referencia al IVA.

Después de este resumen, entraremos en más detalle en la propuesta de la Comisión Europea. La propuesta consiste en reformar las normas sobre el IVA en toda la Unión Europea con el fin de que los Estados miembro tengan una mayor libertad para decidir qué tipos de IVA tendrán y a qué productos se les aplicará cada uno de ellos, siempre y cuando mantengan como mínimo un tipo medio ponderado al 12%.

A día de hoy, los Estados miembro puede aplicar un tipo reducido que no se encuentre por debajo al 5% a dos categorías distintas de productos e incluso algunos Estados miembro aplican tipos superreducidos en el marco de excepciones específicas. Esto se debe a la larga lista de bienes y servicios a los que se le pueden aplicar los tipos reducidos. En la nueva propuesta esta lista será sustituida por una nueva lista de productos a los que siempre se les deberá aplicar el tipo normal del 15% o un tipo superior.

La nueva propuesta también trae consigo una nueva medida en la que, además de establecer un tipo reducido máximo del 5% a dos categorías de productos. Además, también se podrán incluir diferentes exenciones en función de los países basándose en razones históricas.

La Comisión Europea propone en esta propuesta la posibilidad de establecer dos tipos reducidos de entre el 5% y el tipo estándar que elijan en un tipo superreducido del 0% y el tipo reducido escogido, y finalmente una exención del IVA, con un tipo del 0%. Con el nuevo régimen, todos los bienes a los que ahora se les aplica tipos diferentes del normal, podrán conservarlos.

El dato que interesa a las PYMEs es que todas las empresas con un volumen de negocio inferior a 2 millones de euros, podrán beneficiarse de una simplificación de la facturación y registros por este impuesto.

Por últimos, se podrá aplicar un IVA reducido a los coches eléctricos, híbridos o de hidrógenos, que ahora mismo tienen un tipo general del 21%. Otros productos a los que se les podrá aplicar un IVA reducido serán los de higiene íntima femenina como tampones y compresas.

En Moya&Emery somos expertos en material fiscal. Contamos con profesionales que trabajan día a día con fiscalidad internacional por lo que si quieres cómo te puede influir esta nueva propuesta de la Comisión Europea no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 971 72 80 10 o venir a visitarnos a nuestras oficinas en Mallorca.

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

 

 

Novedades tributarias para 2018

El pasado 30 de diciembre de 2017 se aprobó el Real Decreto-ley por el cual se prorrogan y se aprueban varias medidas tributarias y otras medidas de carácter social con entrada en vigor el mismo día 30 de diciembre.

Estas medidas se centran en distintos ámbitos. Una de las medidas importantes de este Real Decreto-ley que consideramos importantes es que se fijan los coeficientes de actualización de los valores catastrales para 2018. Esta novedad tendrá efectos inmediatos en el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles), cuyo devengo se produce a 1 de enero, por lo que es una de las medidas que más rápido ha entrado en vigor.

Siguiendo con las medidas tributarias, se mantiene el umbral máximo de facturación que permite en la tributación, aplicar el método de estimación objetiva en el IRPF, en el régimen simplificado, en el de agricultura, ganadería y pesca en el IVA. De acuerdo con la ley, este método de estimación objetiva de rendimientos para ciertas actividades económicas no podrá se aplicable a los contribuyentes cuando su volumen de rendimientos íntegros en el año inmediato anterior haya superado para el conjunto de sus actividades económicas los 150.000€ anuales, exceptuando las actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Cuando se traten de operaciones por las que se está obligado a expedir factura por ser el destinatario un empresario o un profesional este límite se fija en los 75.000€. Otro punto destacable de las magnitudes excluyentes del método de estimación objetiva la encontramos en el volumen de las compras en bienes y servicios. Según la normativa del IRPF no deberá superar en el ejercicio anterior la cantidad de 150.000€ por año.

Otro de los puntos clave de este Real Decreto-ley es el IVA, ya que también se amplía el régimen transitorio referido a los límites para la aplicación del régimen simplificado y del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca para el ejercicio 2018. Por lo tanto, los límites que se refieren al volumen de ingresos en el año inmediatamente anterior no puede superar los 250.000€ excepto en actividades agrícolas, forestales y ganaderas. Esto supone un incremento de 100.000€ con respecto a los ejercicios anteriores.

Siguiendo con el IVA, también se marca la magnitud que se refiere a las adquisiciones e importaciones de bienes y servicios, que no deberá superar los 250.000€.

Para las renuncias y revocaciones al método de estimación objetiva del IRPF y los regímenes especiales simplificado y de agricultura, ganadería y pesca para este año 2018, se habilita un plazo específico que será de un mes a partir del día siguiente de la publicación del Real Decreto-ley, es decir, hasta el 30 de enero de 2018. Las renuncias y revocaciones presentadas, para el 2018, durante el mes de diciembre de 2017, se entenderá como presentadas en período hábil, por lo tanto pueden ser modificadas por los sujetos pasivos hasta el 30 de enero de 2018.

Por último y no menos importante, se establece un mandato para el Gobierno por el que deberá fijar el salario mínimo interprofesional para 2018 con un incremento del 4% al de 2017 y determinar las reglas de afectación de las nuevas cuantías para 2018, 2019 y 2020.

Proyecto de modificación del Reglamento del IVA y del Reglamento de facturación.

Este viernes 28 de Julio de 2017 es el último día en el que se encontrará sometido a información pública el proyecto de Real Decreto por el que se modifican el Reglamento del IVA. Este proyecto de Real Decreto se puede encontrar en la propia web del Ministerio de Hacienda.

En este proyecto se encuentran bastantes novedades, entre ellas encontramos que los trámites que hacen referencia al reembolso para la exención en exportaciones en régimen de viajeros será obligatorio de forma electrónica a partir del 1 de enero de 2019.

Sin embargo, las modificaciones más importantes son las que hacen referencia a la obligación de la llevanza de los Libros Registro de IVA a través de la Sede Electrónica de Hacienda que están previstas para entrar en vigor el próximo 1 de enero de 2018. A continuación pasamos a comentarlas:

  • Se modifican los términos previstos para las autorizaciones sobre la ausencia de determinadas menciones o información en los libros de IVA o la realización de asientos resúmenes en términos distintos a los previstos en la norma.
  • Se aclara finalmente el plazo para suministrar la información de los cobros o pagos de operaciones del Régimen Especial del Criterio de Caja y también para informar de las rectificaciones registrales.
  • Se fija el mantenimiento del plazo de autoliquidación trimestral del IVA para los sujetos pasivos que voluntariamente lleven sus libros registros de IVA a través de la Sede Electrónica.
  • Si se decide de forma voluntaria optar por la llevanza de los libros registros a través de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria, se excluye el régimen simplificado y se aplica el régimen general.
  • Se modifica el Reglamento de Facturación de forma que se introduce la posibilidad de que el Departamento de Gestión Tributaria autorice, siguiendo una serie de criterios, los procedimientos de rectificación de facturas distintos a los que se encuentran previstos en el Reglamento.

Como hemos empezado diciendo, hasta este viernes 28 de julio se podrán realizar observaciones.

En Moya&Emery somos expertos en materia tributaria. Si necesitas asesoramiento sobre la llevanza de tus Libros Registro de IVA o si quieres optar por la llevanza a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 971 72 80 10 o venir a visitarnos a nuestras oficinas en Mallorca.
Consulta todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

Presupuestos Generales para 2017

El pasado 28 de Junio se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 3/2017 de 27 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017. En el artículo de hoy vamos a hablar sobre los principales cambios que encontramos en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO:

Para este año 2017 se producen modificaciones en la normativa que regula el IVA de las compra-venta o el cambio de dividas. También sufrirán modificaciones los tipos de gravamen reducidos para monturas de gafas o espectáculos culturales en vivo.

  • Exención en operaciones financieras: Está regulada en el art. 20.1.18 j de la Ley del IVA. En este artículo se declaran exentas las operaciones de compra, venta o cambio y servicios análogos que tengan por objeto divisas, menos en las monedas y billetes de colección.
  • Tipo impositivo reducido (10%): Se modifica en el art. 91.1.2 en sus apartados segundo y sexto y en el Anexo Octavo de la LIVA.
    • En el apartado 2º, que se encarga de regular el tipo reducido del 10% para las prestaciones de servicios de hostelería, la novedad la encontramos en que se suprime el segundo párrafo de este apartado. Este segundo párrafo regulaba una excepción a la aplicación de este tipo reducido que corresponde a los servicios mixtos de hostelería, espectáculos, discotecas, salas de fiestas, barbacoas u otros análogos. Como consecuencia de la eliminación de este párrafo, todos estos servicios se entiende que están incluidos en el ámbito propio del tipo reducido de gravamen.
    • En el apartado 6º se regula un tipo reducido del 10% para la entrada a bibliotecas, archivos, museos y galerías de arte. La novedad la encontramos en esta cualidad se extiende también para las entradas a teatros, circos, festejos taurinos, conciertos y a los demás espectáculos culturales en vivo.
    • En cuanto al Anexo Octavo de la LIVA se modifica el primer guión, que incluye expresamente las monturas para gafas graduadas, que a partir de ahora tributará al tipo reducido del 10%

En Moya&Emery somos especialistas en Tributación. Nos encanta estar al día y no iba a ser menos con los Presupuestos Generales del Estados. Si necesitas más información al respecto o quieres saber cómo te afectan directamente no dudes en ponerte en contacto con nosotros llamándonos al 97172 80 10. También puedes venir a vernos a nuestras oficinas en Mallorca.
Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

¡Atención! Campaña de revisión del IVA.

Este año 2017 la Agencia Tributaria se pone las pilas y decide abrir una nueva campaña con el fin de realizar un seguimiento especial en el cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes a la hora de pagar impuestos.

Los seleccionados para incluirse dentro de esta campaña serán los que contengan en sus cuentas bancarias posibles incoherencias con las información de la que dispone la Agencia Tributaria. Si la Agencia Tributaria te selecciona enviándote una carta, tendrás que tener en cuenta que es posible que recibas una visita en tu empresa “destinada a la toma de datos”. Es decir, vendrán a comprobar que no hay gato encerrado. La Agencia Tributaria matiza que recibir una carta de su parte no significa que se haya iniciado ningún procedimiento tributaria, por lo que no es necesario que cunda el pánico. No hará falta enviar documentación para justificar los abonos o los cargos de tus cuentas bancarias.

A continuación te transcribimos el contenido de la misiva que te puede enviar Hacienda:

“Estimado contribuyente:
El objeto de esta comunicación es informarle que ha sido seleccionado por la Agencia Tributaria en el marco de un plan especial de seguimiento en el cumplimiento de sus obligaciones de autoliquidación de IVA correspondientes al ejercicio 2017.
El motivo de este especial seguimiento es que las cuantías declaradas en sus autoliquidaciones del IVA de 2016 podrían no resultar coherentes con los datos de que dispone la Agencia Tributaria en relación con las cuentas bancarias de las que es titular o autorizado (cuando el titular de las mismas no dispone de rentas que justifiquen dichos datos).
Los importes acumulados de dichas cuentas bancarias en 2016 han sido los siguientes:
Acumulado abonos (total de entradas)                    Acumulado de cargos (total de salidas)
                             xxxx euros                                                        xxxxx euros                    

A lo largo de 2017 la Agencia Tributaria realizará un especial seguimiento de aquellos contribuyentes que presente estas posibles incoherencias, pudiéndose realizar una visita destinada a la toma de datos así como en su caso el inicio de actuaciones de comprobación.
Esta carta, por sí misma, no inicia ningún procedimiento tributario, por lo que no debe enviar documentación a la Agencia Tributaria para intentar justificar el importe de los abonos o cargos en las cuentas bancarias de las que ha sido informado.”

Si recibes una carta de Hacienda, no te preocupes.
En Moya&Emery somos expertos en materia Contable. Si necesitas que revisemos tus cuentas y te ayudemos a afrontar una posible inspección de Hacienda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 971 72 80 10 o puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en Mallorca.
Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com