¿Podremos los autónomos cotizar por los ingresos reales?

Los autónomos de España siempre han sido los menos beneficiados si los comparamos con los autónomos del resto de Europa. Con la llegada de la Ley de Reformas Urgentes, que nos trajo la tarifa plana, los trabajadores por cuenta propia pudieron ver un poco de luz. Sin embargo una de las grandes demandas de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha sido la cotización por ingresos reales. Con el cambio de Gobierno, una de las propuestas que se puso encima de la mesa fue precisamente implantar un sistema de cotización para los autónomos por ingresos reales. 

La voluntad de implantar este sistema viene ya expresada en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, en la que se planteaba la necesidad de someter a estudio algunos aspectos del trabajo autónomo con una reforma del RETA. Sin embargo esta propuesta se ha ido retrasando en el tiempo hasta día de hoy, y ahora nos encontramos que en Agosto se hará efectiva la subida de la cuota de autónomo en casi 4 euros, debido al incremento del 1’4% de la base mínima de cotización de autónomo que se presentó en los Presupuestos Generales del Estado. Puede que 4 euros no parezca una cuantiosa suma, pero estos 4 euros suponen una cuota de 278,87 euros mensuales, una cuota bastante elevada para los autónomos con pocos ingresos.

Volviendo al tema que nos atañe hoy, que es la implantación de un sistema de cotización por ingresos reales para autónomos, las dos grandes asociaciones de autónomos que son el UPTA y la ATA, han realizado una propuesta basada en una reforma en el RETA. Las asociaciones proponen un sistema de cotización por tramos donde los autónomos que tengan unos ingresos por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (735,90 euros) tendrían una cuota de 50 euros mensuales. En esta misma propuesta encontramos hasta 5 tramos distintos en función del beneficio neto del autónomo.

Es importante mencionar, que si esta propuesta se aprobase, la Seguridad Social tendría en cuenta los ingresos que le queden al autónomo una vez que haya cumplido con sus obligaciones, y haya pagado sus gastos, impuestos y otros conceptos resultantes de su actividad. Sería similar al criterio que se sigue en la declaración de la Renta con los rendimientos de trabajo, menos en los casos en los que los ingresos fueran inferiores al Salario Mínimo Interprofesional.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos quiere incluir estas propuestas en la nueva ley de Reforma del RETA que está prevista que vea la luz el próximo año 2019. Como hemos comentado anteriormente, esta reforma estaba pendiente desde la publicación de la ley de autónomos, sin embargo y debido al panorama político que hemos vivido en los últimos meses, ha quedado relegado a un segundo plano. Tendremos que esperar un poco más para ver como se desarrollan los acontecimientos.

Pero si en esta propuesta se propone pagar una cuota que corresponda a los ingresos, ¿qué pasará con la tarifa plana? Si se aprobara dicha reforma, la tarifa plana dejaría de ser accesible a todos los nuevos autónomos tal y como se establece en la ley a día de hoy, ya que la intención es ponerla a disposición de aquellas personas que realmente tengan un la necesidad de recibir esta ayuda.

Otras de las ideas que se formulan dentro de la nueva reforma son la bonificación del 100% de la cuota de autónomo por contingencias comunes para aquellos trabajadores por cuenta propia que tengan la baja por Incapacidad Temporal. Por lo tanto, los trabajadores autónomos que nunca se ponen enfermos podrán permitirse este lujo ya que no tendrían que pagar la cuota de la Seguridad Social durante el tiempo que perciben la prestación. Pero no es oro todo lo que reluce y esta bonificación tiene sus triquiñuelas. Para aquellas personas que disfruten alguna otra bonificación en la cuota no se le podrá aplicar la bonificación del 100%.

También es muy importante comentar que dentro de estas asociaciones hay una gran preocupación por el control de los falsos autónomos por lo que además, en dicha propuesta, se establecería un control del autónomo dependiente, lo que nos llevaría a poder establecer un control sobre los falsos autónomos. De esta forma, mediante el registro de los contratos por parte de las empresas del SEPE, se podría reducir esta mala praxis.

En definitiva, las nuevas propuestas de reforma del RETA traen luces y sombras. La cotización por ingresos resulta muy atractiva para aquellos autónomos con varios años a las espaldas y unos ingresos reducidos pero poco interesante para aquellos que están pensando en iniciarse en el trabajo por cuenta propia.

No olvides comentar en nuestras redes sociales qué te parece esta nueva propuesta de la reforma del RETA.

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *