Elusión: Sándwich Holandés y Doble Irlandés

elusión

La elusión fiscal es el comportamiento de una persona que utiliza una norma tributaria de manera distinta al fin en que ha sido desarrollada, con la meta de pagar menos impuestos. No tiene que confundirse con evasión de impuestos. La principal diferencia entre evasión y elusión, es que en la evasión el sujeto realiza el hecho generador del impuesto, mientras en la elusión el contribuyente evita el nacimiento de la obligación tributaria.

Estos son dos trucos o vacíos fiscales existentes en Europa por el que algunas grandes empresas aligeran sus obligaciones tributarias.

Double Irish

Irlanda admite como gastos deducibles en el país, los importes facturados desde otra empresa irlandesa, administrada desde un paraíso fiscal.

¿Cómo funciona?

El “double irish” permite a las empresas mover sus ganancias desde los países con altos impuestos hacia los paraísos fiscales. Por lo general, esto se hace mediante la transferencia de pagos de derechos de propiedad intelectual a una empresa en Irlanda, y luego a otra filial irlandesa registrada que sea residente fiscal en un país sin impuesto de sociedades, como las Bermudas. Los usuarios de esta manera pueden reducir su tasa efectiva de impuestos en algunos casos hasta menos del 2%. Aún más atractivo si se utiliza en combinación con el «Sándwich holandés», en el que la transferencia entre las dos empresas irlandesas se encamina entonces a través de otra filial en los Países Bajos para reducir aún más la cantidad de impuesto pagado.

El sector que principalmente recurre a estas técnicas es el tecnológico debido a que estas empresas pueden trasladar gran parte de sus beneficios a otros países mediante la ubicación de los derechos de propiedad intelectual en cualquier filial extranjera hacia donde se quieran dirigir las ganancias.

Sándwich Holandés

Es una estrategia de elusión de impuestos sobre sociedades, especialmente utilizada por algunas corporaciones multinacionales estadounidenses para trasladar ganancias provenientes de países de la Unión Europea a paraísos fiscales extraterritoriales y evitar los regímenes de retención de impuestos de la UE.

Aprovecha los convenios entre Holanda y sus antiguas colonias. Para no pagar impuestos en Irlanda por los pocos beneficios que quedan, estos se envían a la sociedad de Holanda, aprovechando que por estas operaciones tampoco se pagan impuestos, y de ahí se envían finalmente al segundo paraíso, pagando un impuesto insignificante. El resultado final es que la totalidad del dinero se ha situado en los dos paraísos fiscales, sin haber pagado casi ningún impuesto.

Lo más curioso es que las empresas que llevan a cabo estas estrategias de “optimización fiscal” no están cometiendo ningún fraude punible en ninguno de los países. Solo se están aprovechando de las discrepancias e inconsistencias entre los sistemas fiscales nacionales de los distintos Estados miembros para cambiar los beneficios a lugares de escasa o nula tributación o aplicando precios de transferencia entre las filiales del grupo.

En definitiva, ya lo decía Abraham Lincoln “El conocimiento es la mejor inversión que se
puede hacer”. Eludir es legal, evadir no.

Moya&Emery, nuestro trabajo es cuidar el tuyo.

DATOS DE CONTACTO

O rellena nuestro formulario para ponernos en contacto contigo.

Contenido relevante y de calidad en nuestro blog

Moya&Emery Asesores y Abogados

Moya&Emery Asesores y Abogados

Total posts created: 290

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Política de Cookies

Nuestra página web utiliza cookies. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.