Archivo de la categoría: Diccionario del Emprendedor

El Modelo 349, operaciones intracomunitarias y el ROI.

operaciones intracomunitarias

El Modelo 349 es una declaración informativa de las operaciones que se realizan con empresarios y empresas pertenecientes a estados miembros de la Unión Europea (operaciones intracomunitarias).

Este tipo de operaciones hacen referencia a las compras y ventas de bienes o prestaciones de servicios entre países de la Unión Europea. En estas operaciones se produce una inversión del sujeto pasivo, siendo el destinatario de la operación encargado de repercutir el impuesto (y a la vez devengarlo). En palabras muy sencillas, el IVA tiene un efecto neutro en las operaciones entre países de Estados Miembro, se devenga y se deduce en el mismo momento.

¿Cómo realizamos operaciones intracomunitarias correctamente?

En primer lugar, debemos darnos de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI), que será nuestro CIF-NIF con las iniciales del país delante (por ejemplo en España sería ES-B57…) . Así disponemos de un número identificativo con el que poder realizar nuestras operaciones como Operadores Intracomunitarios.
Cuando hagamos una compra un bien o un servicio de un proveedor de la Comunidad Europea, deberemos darle nuestro ROI para que pueda identificarnos y pueda emitirnos una factura sin IVA, ya que nosotros mismos somos lo que autorrepercutimos el IVA. A la inversa pasará lo mismo, cuando tengamos que emitir una factura a un cliente que nos proporcione su ROI, lo haremos sin IVA, ya que este se encargará de autorrepercutir el impuesto.

¿Quiénes están obligados a presentar el modelo 349?

Tendrán que presentar el Modelo 349 de la declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias, los sujetos pasivos de IVA que realicen operaciones intracomunitarias con estados miembro de la Unión Europea cuando se cumplan las siguientes condiciones:

  • Las operaciones no se realicen en el territorio de aplicación del impuesto.
  • Que estas operaciones estén gravadas por otro Estado miembro.
  • Que el destinatario sea empresario, profesional o persona jurídica que posean un número de identificación de IVA y actúen como tal en un estado miembro de la Unión Europea.

¿Cuándo se presenta?

Con carácter general, se informará durante el ejercicio en curso, de cada mes en el que se han realizado operaciones intracomunitarias, durante los siguientes 20 días de este mes.

Existen algunas excepciones:

  • Bimestral: Si al final del segundo mes de un trimestre natural, el importe total de las entregas de bienes y servicios que deben informarse en la declaración recapitulativa, se superan los 100.000€ (a partir del 2012, el umbral se fija en 50.000€)
  • Trimestral: Cuando ni durante del trimestre de referencia ni en cada uno de los 4 trimestres naturales anteriores, el importe total de las entregas de bienes y prestaciones de servicios que deban informarse en la declaración recapitulativa sea superior a 100.000€ (a partir del 2012 el umbral se fija en 50.000€).
  • Anual: En los treinta primeros días de enero del año siguiente (la primera sería en enero de 2011) si el importe total de las entregas de bienes o prestaciones de servicios del año anterior (excluido el IVA), no supera lo 35.000€ y el importe total de las entregas de viene a otro Estado Miembro (salvo medios de transporte nuevos) exentas de IVA, no sea superior a 15.000€. Cuando se inicie la actividad, el cómputo de los importes citados anteriormente se realizará mediante la elevación al año de las operaciones efectuadas en el primer trimestre natural de ejercicio de la actividad.

¿Cómo se cumplimenta?

Se realiza de forma telemática con certificado o firma electrónica, entendiendo las operaciones realizadas en el momento en el que se expida la factura.

Para cada tipo de operación se asigna una clave:

Clave “A”: adquisiciones intracomunitarias de bienes efectuadas por el sujeto pasivo declarante, incluidas las transferencias de bienes desde otro Estado Miembro.
“Recibo una factura por un producto”

Clave “E”: Declaración de entregas intracomunitarias de bienes efectuadas por el sujeto pasivo declarante, incluidas las transferencias de bienes a otro Estado Miembro.
“Emito una factura por un producto”

Clave “T”: Declaración de entregas en otro Estado Miembro subsiguientes a adquisiciones intracomunitarias exentas, efectuadas en el marco de una operación triangular.

Clave “S”: Declaración de prestaciones intracomunitarias de servicios realizadas por el declarante.
“Emito una factura por un servicio”

Clave “I”: Declaración de adquisiciones intracomunitarias de servicios localizadas en el territorio de aplicación del impuesto, prestados por empresarios o profesionales establecidos en otro Estado Miembro, cuyo destinatario es el declarante. (Modelos 390 y 349)
“Recibo una factura por un servicio que me han prestado aquí pero la empresa es de fuera”

Clave “M”: Declaración de entregas intracomunitarias de bienes posteriores a una importación exenta (Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido)

Clave “H”: Declaración de entregas intracomunitarias de bienes posteriores a una importación exenta, efectuadas por el representante fiscal (Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido)

En definitiva, este Modelo 349, es necesario para que las autoridades competentes de los Estados Miembros de la Unión Europea sean conscientes de las diferentes operaciones intracomunitarias realizadas por empresario o empresas de estos países. Esto facilita la persecución contra el fraude fiscal.

En Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas. Si compras o vendes en el extranjero y quieres que te aconsejemos sobre como realizar la presentación de el Modelo 349 no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 971 72 80 10. También puedes venir a nuestras oficinas en Mallorca.

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

Escríbenos a info@moyaemery.com

Elegir bien el barco con el que zarpar en tu aventura profesional. Las Distintas modalidades jurídicas para montar una empresa.

montar una empresa

Emprender está de moda. El año pasado hubo un aumento de más de 60.000 empresas nuevas a final de año. Pero montar una empresa no es siempre igual. Existen hasta 15 modalidades para ejercer una actividad empresarial. En función del capital inicial, el objetivo de la sociedad, la responsabilidad de los empresarios o la actividad a realizar, será más recomendable elegir entre una u otra.

En el artículo de hoy vamos a ver algunas de las modalidades más utilizadas y destacaremos las principales características y ventajas de cada una con el fin de orientarte en la selección de la forma jurídica que más te convenga.

¡Comenzamos!

Empresario Individual:

Lo que viene siendo el Autónomo de toda la vida. Ser autónomo es una de las formas más comunes de comenzar una actividad empresarial, sin embargo en los datos que hemos mencionado anteriormente (las 60.000 empresas nuevas en el año pasado), no se registran a los autónomos. Actualmente existen más de 3 millones de autónomos en nuestro país.

Características:

  • El autónomo responde con sus propios bienes frente a posibles deudas que pueda adquirir derivadas de su actividad empresarial.
  • No requiere de un capital mínimo.
  • Los trámites para comenzar a operar son más rápidos y requieren menos gestiones que otras fórmulas empresariales.

Emprendedor de responsabilidad limitada:

Esta modalidad es bastante similar a la anterior con excepciones en ciertas circunstancias en lo que se refiere a la responsabilidad.

Comunidad de bienes:

Esta forma jurídica tiene sentido cuando la propiedad de un bien es compartida entre varias personas y esta propiedad es clave para el desempeño de la actividad. Suele ser común entre trabajadores autónomos que deciden asociarse.

Características:

  • Los miembros responderán con sus propios bienes frente a posibles deudas que puedan adquirirse derivadas de la actividad empresarial.
  • No se requiere capital mínimo.
  • Se requiere un mínimo de 2 socios.

Sociedad Civil:

En esta forma jurídica lo que se pone en común es el capital, con la intención de repartir las ganancias de una determinada inversión.

Características:

  • Los miembros responderán con sus propios bienes frente a posibles deudas que puedan adquirirse derivadas de la actividad empresarial.
  • No se requiere capital mínimo.
  • Se requiere un mínimo de 2 socios.

Sociedad limitada (SL):

Es una de las formas jurídicas más comunes a la hora de construir una empresa. Puede estar formada por 1 o más socios. Su fiscalidad viene marcada por el impuesto sobre sociedades.

Características:

  • 1 o más socios.
  • Se necesitan como mínimo 3000€ de capital, que deben aportar los socios a partes iguales.
  • Los participantes de esta sociedad responden únicamente con el capital aportado.

Dentro de la sociedad limitada existen dos variantes:

*Formación sucesiva:

En esta modalidad no es necesario aportar los 3.000€ de capital mínimo y se mantiene la responsabilidad limitada al capital aportado, sea cual sea. Es exactamente igual que la SL, aunque tiene algunas excepciones, como por ejemplo ciertos límites en la retribución o responsabilidad de los socios en caso de liquidación.

y *Sociedad limitada nueva empresa:

En esta modalidad establece límites máximos en cuanto a los socios y al capital aportado. No podrá tener más de 5 socios y estos no podrán aportar más de 120.000€ en su conjunto. Estas limitaciones permiten cambiar de actividad a desarrollar sin necesidad de modificar los estatutos de la organización.

Sociedad Anónima (SA):

Esta es otra de las modalidades más conocidas para establecer una empresa. Para ponerla en marcha es necesario un capital mínimo de 60.000€, que marcan la responsabilidad de los socios en el caso de deudas u otras circunstancias.

Características:

  • 60.000€ de capital.
  • Requiere escritura pública e inscripción en el Registro Mercantil.
  • Obligatorio tener:

–  un libro de inventarios y cuentas.

– Un diario

– Un libro de actas donde ser recogerán los acuerdos que se decidan en las Juntas.

  • Necesario registrar las transferencias de las acciones y otros derechos que se apliquen sobre ellas.
  • Los participantes de la sociedad responden únicamente con el capital aportado.

Sociedad Anónima Laboral:

Es una variación de la anterior donde la mayoría de los socios son trabajadores que prestan para la empresa servicios retribuidos con tres condiciones:

  1. La prestación es personal
  2. La prestación es directa
  3. La prestación tiene carácter contractual indefinido.

Características:

  • Mínimo de 3 socios.
  • 60.000€ de capital.
  • Requiere escritura pública e inscripción en el Registro Mercantil.
  • Obligatorio tener:

– un libro de inventarios y cuentas.

– Un diario

–  Un libro de actas donde ser recogerán los acuerdos que se decidan en las Juntas.

  • Necesario registrar las transferencias de las acciones y otros derechos que se apliquen sobre ellas.
  • Los participantes de la sociedad responden únicamente con el capital aportado.

Sociedad Cooperativa:

Este tipo de sociedad es menos utilizada que las citadas anteriormente. Este tipo de modalidad es una fórmula a caballo entre la sociedad anónima y el empresario individual.

Características:

  • No requiere de capital mínimo.
  • La responsabilidad es tan amplia como la de un autónomo.
  • Su fiscalidad viene marcada por el impuesto sobre sociedades.

Sociedad Profesional:

Si el objetivo de las personas que pretenden desarrollar una actividad profesional colegiada, esta modalidad puede ser interesante para ellos. Este tipo de agrupaciones se dirigen al ejercicio común de una actividad que necesite titulación universitaria o profesional y que cuenten con el correspondiente colegio profesional. Es un híbrido de todas las anteriores ya que se puede seleccionar cualquiera de las normas que se aplican a las formas societarias analizadas anteriormente.

Características:

  • La mayoría del capital, patrimonio y socios deben pertenecer a la actividad profesional que se va a desarrollar.

En Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas. Si eres emprendedor y quieres montar un negocio no dudes en llamarnos para poner en marcha la sociedad jurídica que más se ajuste a tus necesidades. Puedes pedirnos cita llamándonos al 971 72 80 10 o puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en C/Pere Dezcallar i Net nº11 en Palma o bien en C/Còrdova nº5 local 5 en el Club de Hielo en Palmanova.

¿Qué es una PYME? Actualizaciones del concepto a nivel contable. Parte 1

que es una pyme

En nuestra mente tenemos muy claro lo que es una pyme. Una pyme es nuestra panadería de barrio, la peluquería de al lado de casa, la frutería donde compramos el producto fresco incluso esa tiendecita tan mona de cosas para el hogar donde siempre hemos querido comprarnos algo. Para definir que es una pyme correctamente nos vamos a la rae:

“ Empresa mercantil, industrial, etc., compuesta por un número reducido de trabajadores, y con un moderado volumen de facturación.”

Aunque esta definición es muy acertada no es muy práctica, por lo que es necesario hacer una delimitación más precisa de lo que es “un número reducido de trabajadores” y también de lo que es un “moderado volumen de facturación”.

Dentro de la Comunidad y el Espacio Económico Europeo, en toda normativa o programa comunitario en el que se mencione el término “Pyme”, “microempresa”, “pequeña empresa” o “mediana empresa” tendrán unos límites financieros definitorios por categoría:

PYME: son aquellas microempresas, pequeñas y medianas empresas con menos de 250 trabajadores que cumplan alguna de estas condiciones:

  • Tener un volumen de negocios anual que no supere los 50.000.000 de euros
  • Su balance general anual no debe exceder 43.000.000 de euros.

Dentro de la categoría pyme podemos encontrar:

Microempresa: aquellas empresas que tienen menos de 10 trabajadores y cumplan alguna de estas condiciones:

  • Tener un volumen de negocios anual que no supere los 2.000.000 de euros.
  • Su balance general anual no debe superar los 2.000.000 de euros.

Pequeña empresa: son aquellas empresas de menos de 50 trabajadores que cumplan alguna de estas condiciones:

  • Que tengan un volumen de negocios anula que no supere los 10.000.000 de euros.
  • Su balance general no debe superar los 10.000.000 de euros.

Medianas empresas: deben tener entre 50 y 250 trabajadores y cumplir una de estas condiciones:

  • Un volumen de negocios anula mayor de 10 millones sin superar los 50 millones de euros.
  • El balance general anual debe ser mayor de 10 millones pero sin superar los 43 millones de euros.

Para el Parlamento Europeo, definen de forma diferente estas empresas. Los Estados miembro pueden adoptar medidas que consideren necesarias para reubicar a las empresas según sean microempresas o empresas de mayor tamaño, sin obligarles a definir categorías separadas entre medianas y grandes empresas en su legislación nacional si las empresas medianas están sujetas a los mismos requisitos que las grandes. Llegados a este punto veamos las definiciones que aplica el Parlamento Europeo para:

Microempresas: en las fechas de cierre de balance no deben superar los límites de por lo menos 2 de las siguientes condiciones:

  • Total del balance 350.000€
  • Volumen de negocios netos: 700.000 euros
  • Número medio de empleados: 10.

Pequeña empresa: en las fechas de cierre de balance no deben superar los límites de por lo menos 2 de las siguientes condiciones:

  • Total del balance: 4.000.000€
  •  Volumen de negocios netos: 8.000.000€
  • Número medio de empleados durante el ejercicio: 50.

Mediana empresa: en las fechas de cierre de balance no deben superar los límites de por lo menos 2 de las siguientes condiciones:

  • Total del balance: 20.000.000€
  • Volumen de negocios neto: 40.000.000€
  • Número medio de empleados durante el ejercicio: 250.

En nuestro siguiente post comentaremos las excepciones a las que pueden acogerse las PYMES según el Real Decreto Legislativo 1/2010 de 2 de julio, o lo que conocemos con la Ley de Sociedades de Capital.

Estamos en plena Campaña sobre el Impuesto de Sociedades. Si quieres que gestionemos la organización de tu empresa no dudes en pedir cita en el 971 72 80 10. Puedes venir a visitarnos en C/Pere Dezcallar i Net nº11 en Palma de Mallorca o bien en C/Còrdova nº5 local 5 en el Club de Hielo de Palmanova. Visita nuestra página web www.moyaemery.com para conocer todos nuestros servicios.