Lo que cuesta ser autónomo”. Los gastos que debes pagar cada mes.

autonomos

Ser autónomo no es tarea fácil en los tiempos que corren, pero la Ley del emprendimiento o la “Reforma del Estatuto del Trabajo Autónomo” han dado lugar a una serie de mejoras para las condiciones de trabajo de los trabajadores por cuenta propia. Estas reformas han sido muy cuestionadas ya que el perfil del autónomo de hoy, no es el mismo que el que existía antes de la crisis. A continuación repasaremos “lo que cuesta ser autónomo”, es decir los gastos que debe pagar un autónomo para sobrevivir y para poder continuar con su actividad:

  • Cuota de la Seguridad Social:

Si tienes la suerte de poder acogerte a la tarifa plana pagarás 50€ los 6 primeros meses. Después irá aumentando progresivamente hasta llegar la tarifa estándar para autónomos en el régimen de afiliación en la Seguridad Social. Como ya se sabe, esta tarifa es fija e independiente a los ingresos mensuales del autónomo, por lo que cada mes deberá abonar, en una base mínima de cotización, alrededor de los 270€.

  • Gestoría:

Los cambios normativos son constantes y esto modifica los procedimientos para declarar impuestos y otras cuestiones de vital importancia que el autónomo se ve obligado a realizar. La ayuda de una gestoría puede hacer al autónomo “olvidarse” de estos quebraderos de cabeza siempre que esté asesorado por un buen profesional.

  • El IVA:

Trimestral o mensualmente se debe abonar el IVA de las facturas emitidas.

  •  El IRPF:

Trimestralmente se debe abonar el IRPF, en el caso de que la actividad no requiera de retenciones de IRPF en las facturas.

  • Empleados:

Si se cuenta con empleados para poder llevar a cabo la actividad empresarial, se deberá pagar la Seguridad Social de estos trabajadores. Este pago varía notablemente en función del salario, la función y el cargo que desempeñe el trabajador dentro de la empresa.

  • Dominio y alojamiento en Internet:

Hoy en día si no estás en internet, no existes. Todo autónomo necesita una página web para poder comunicarse en el mundo online con el propósito de darse a conocer a sus posibles clientes y generar negocio. Te recomendamos que además de tener una página web escaparate de tus servicios y productos, sigas una estrategia en redes sociales para poder comunicarte con tu público potencial. Estar asesorado por un profesional del marketing y las redes sociales  hará que tu desarrollo como empresa en el mundo online sea positivo para ti y tus clientes.

  • Alquiler del local:

Si tu negocio es físico deberás afrontar el alquiler del local, lo que supone unos gastos fijos como: Agua – Luz – Gas – Teléfono – Internet –

  • Comisiones por transacciones y/o pagos por tarjeta:

Aunque es un gasto que inicialmente sólo afectaría a los comercios físicos, lo cierto es que si desde tu página web ofreces venta online, también tendrás que pagar estas cuestiones, ya que las pasarelas de pago están gestionadas por bancos y también tienen una comisión por transacción.

  • Comisión y mantenimiento de cuentas:

Esto dependerá de cada banco. El autónomo necesita una cuenta bancaria para llevar a cabo sus pagos, sus ingresos y sus gastos empresariales. Aunque poco a poco los bancos han ido eliminando este tipo de gastos, todavía existen algunos que arrastran estas comisiones de mantenimiento de cuentas y comisiones frente algunas gestiones.

  • Material de oficina:

Aquí cabe todo el material que se necesita para prestar un servicio o llevar a la práctica una actividad empresarial. Engloba desde ordenadores, papelería, vasos en un bar, perchas en una tienda de ropa, etc.

  • Compra de género:

Ya bien tu comercio sea online o físico, deberás reponer el producto. Por lo que es muy importante dejar una cantidad del presupuesto en los gastos de reponer género.

  • IBI: (Impuesto sobre Bienes Inmuebles)

Según marca la ley, desde 1994 es el arrendador quien tiene que pagar este impuesto, pero en algunos contratos se especifica que es el arrendado (el que paga el alquiler) el que debe pagarlos, es un dato a tener en cuenta porque es un coste que puede que se tenga que asumir.

  • Seguro:

En función del tipo de actividad que se esté llevando a cabo, se necesitará un seguro con las coberturas pertinentes.

  • Colegios, hermandades y seguros de responsabilidad:

En el caso de ser un profesional que necesite estar colegiado para poder llevar a cabo su actividad laboral, se deberá pagar una cuota al colegio o hermandad pertinente. Además, en algunos casos se deberá asumir el pago por un seguro de responsabilidad civil para poder llegar a cabo su actividad profesional.

  • Almacén:

Tanto si tu negocio es online como físico, en muchas ocasiones se necesitará un almacén para poder guardar el género o material de oficina necesario para desarrollar la actividad correspondiente y poner reponer la falta de producto o material con la mayor rapidez posible.

Después de repasar todos estos gastos, ser autónomo no es lo más rentable del mundo, sin embargo ofrece una serie de beneficios que ningún otro empleo puede dar. Los autónomos suponen casi el 20% del PIB de España, y afortunadamente, en el ministerio de Empleo y Seguridad Social han aprobado un anteproyecto de ley para modificar la situación del autónomo y la economía social a mejor. Puedes leer el artículo aquí.

Desde Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas, ya bien seas un trabajador autónomo o formes parte de una cooperativa o sociedad, podemos asesorarte de los cambios y novedades que se producen constantemente en relación a la actividad empresarial que estés llevando a cabo. Si quieres ponerte en contacto con nosotros no dudes en llamarnos al 971 72 80 10 o si lo prefieres, puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en C/Pere Dezcallar i Net nº11 en Palma de Mallorca o bien en C/Còrdova nº5 local 5 en el Club de Hielo de Palmanova.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *