Archivo de la etiqueta: impuesto sobre sociedades

El Supremo considera deducibles los gastos de representación sin necesidad de que vengan vinculados a la obtención de ingresos, corrigiendo así el criterio de Hacienda

En una reciente sentencia el Tribunal Supremo señala que este tipo de gastos de atención a clientes o representación -comidas con futuros clientes, regalos a proveedores, entradas a espectáculos deportivos y culturales, estancias en hotel o spa- no pueden considerarse donativos ni liberalidades -como pretende Hacienda-, ya que tienen por objeto incrementar los resultados y hacer crecer el negocio, a través de la promoción y marketing y, en cualquier caso, son un plus para el negocio que generará beneficios, a veces inmediatos, si no medio o a largo plazo.

Lee más sobre esta sentencia a través de la noticia del digital crónica económica que te transcribimos a continuación:


El Supremo abre una vía para sumar deducciones en Sociedades

FUENTE: crónicaeconómica

La pandemia del coronavirus ha dejado en una situación económica crítica a un porcentaje elevado de autónomos y cerca de 225.000 siguen recibiendo algún tipo de ayuda, fundamentalmente la derivada de las exenciones en las cuotas.

Sin embargo, el Tribunal Supremo ha dado un alivio al colectivo, que desde ahora podrá desgravarse en el Impuesto de Sociedades los gastos de representación, que el Ministerio de Hacienda no consideraba deducibles ya que no estaban vinculados de forma directa al negocio y los ingresos. El Fisco se mostraba muy rígido a la hora de aplicar desgravaciones en el tributo, que debían estar claramente acreditadas. Sin embargo, el Supremo, con una sentencia que sienta jurisprudencia, va mucho más allá y acaba con un debate continuo, que finalmente perjudicaba a las pequeñas empresas y trabajadores por cuenta ajena, que en muchas ocasiones daban marcha atrás a estas iniciativas de márquetin y básicas para el desarrollo de su negocio -eventos, conferencias o reuniones- o asumían el coste de realizarlas conscientes que no podían llevarlas a la Agencia Tributaria para reducir su factura fiscal.

Según la ley vigente, “los gastos de atención a clientes o proveedores serán deducibles siempre que se encuentren documentados en facturas que cumplan los requisitos formales y que se justifiquen como necesarios para la actividad, hasta el límite del 1% de los ingresos anuales (para evitar el fraude)”, un planteamiento que dejaba mucho margen a los responsables de Hacienda y que daba pie a criterios muy dispares, que en muchas ocasiones se derivaban a los tribunales. Ahora, el Alto Tribunal aclara que este tipo de gastos podrán desgravarse, aunque gracias a ellos no se consiga cerrar un acuerdo o negocio, como preveía la normativa como requisito. Los contactos con clientes y proveedores son un plus para el negocio que genera beneficios. Estas relaciones se podrán demostrar por un ’email’ o ‘whatsapp’
La base de su sentencia, que tiene gran trascendencia, es que este tipo de gastos de atención a clientes o representación, entre los que se pueden comidas con futuros clientes, regalos a proveedores, entradas a espectáculos deportivos -fútbol, baloncesto, tenis…- y culturales -cine, teatro, circo…-, estancias en hoteles e incluso invitaciones a spa, no pueden ser considerados donativos ni liberalidades, ya que tienen el objeto de incrementar los resultados y hacer crecer el negocio a través de la promoción y márquetin. Lo que hace el Tribunal es dejar patente que estos contactos con clientes y empleados y los gastos que generan son un plus para el negocio que generará beneficios a medio y largo plazo, a veces inmediato. La factura de un buen restaurante con un cliente o una invitación al palco VIP de un equipo de fútbol trasciende más allá de la apariencia y estos detalles con los clientes tienen como consecuencia acuerdos y mayores ventas y, por tanto, mayores ingresos, por lo que deben ser deducibles.

Acreditar este resultado ante Hacienda no resultaba fácil hasta ahora, por lo que habitualmente estos gastos caían en el ‘saco’ de donativos y liberalidades no deducibles, pero ahora el contribuyente no deberá probar la relación con los ingresos de estos desembolsos que para algunas empresas básicos y sí, si lo reclama el Fisco, los vínculos con el agasajado mediante estas atenciones, a través de un correo electrónico, un mensaje de ‘whatsapp’ o una llamada. El fallo también explica lo que no es deducible. La sentencia considera, ante recurso de casación contencioso-administrativo de una empresa viguesa suministradora de materiales de construcción, que los gastos predeterminados a favor de los accionistas o los partícipes de la sociedad no son desgravables, “puesto que cuando el objetivo no se integra en la propia actividad empresarial de optimizar los resultados empresariales, sino en beneficio particular de los componentes de la sociedad, decae cualquier consideración de gasto deducible excluido de los donativos o liberalidades“. Los intereses de demora también son deducibles, ya que no tienen carácter punitivo. “Están conectados con el ejercicio de la actividad“, asegura el TS. El pasado febrero también el Alto Tribunal avalaba que los intereses de demora son deducibles, puesto que no tienen carácter punitivo o sancionador -una de las causas de exclusión, como los donativos-, ya que tienen un carácter resarcitorio -financiero. “No vemos que los intereses de demora no estén correlacionados con los ingresos; están conectados con el ejercicio de la actividad empresarial y, por tanto, serán deducibles“, sentenciaba en contra del criterio de Hacienda. Varios tribunales superiores de Justicia, entre ellos los de Castilla y León y el de Aragón, ya se habían manifestado en la línea del último fallo del Alto Tribunal sobre el asunto.

En este caso, el origen del conflicto estaba en una resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) en la que reconocía un cambio de criterio a partir de 2010 en relación con el que se venía manteniendo anteriormente -tanto por el propio TEAC como por la Dirección General de Tributos (DGT)-, lo que provocó que los órganos de la AEAT modificaran el criterio en sus actuaciones y consideraran dicho gasto como no deducible en el Impuesto de Sociedades. La Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) señalaba, a raíz de esta sentencia, que “la deducibilidad de los intereses de demora en los ejercicios en los que resulta de aplicación la vigente Ley 27/2014 no debería ser objeto de controversia por varios motivos: En primer lugar, porque existe doctrina de la DGT que ampara dicha deducibilidad y mientras esta no se modifique -por la propia DGT o por el TEAC- los órganos de la AEAT se encuentran vinculados a ella, por lo que dicho gasto no debería cuestionarse en el seno de un procedimiento. En segundo lugar, porque aún en el hipotético caso en que esto ocurriera y el TEAC tuviera que pronunciarse, el Supremo deja claro que los intereses de demora no pueden considerarse gastos de actuaciones contrarias al ordenamiento jurídico“.

FUENTE: crónicaeconómica


#moyaemery #abogados #asesores #consultores #hacienda #impuesto #sociedades #sentencia #tribunalsupremo #gastosdeducibles #gastos #empresas #autónomos #gastos #representación #baleares #palma #calvià

Efectos del Real Decreto-ley 3/2016 en el Impuesto sobre Sociedades

 

modificaciones impuesto sociedadesEl pasado 3 de diciembre de 2016 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre, por el que se adoptan medidas en el ámbito tributario dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y otras medidas urgentes en materia social.

En este nuevo Real Decreto-ley se aprobaron medidas tributarias que consideramos muy importantes y a tener en cuenta. Este es el caso de la modificación en la limitación de la compensación de bases imponibles negativas, que tendrán que tenerse en cuenta para calcular los pagos fraccionados que se incluyen en el artículo 40.3 de la Ley del Impuesto de Sociedades (LIS).

Estas nuevas medidas tienen efecto para los periodos impositivos que comienzan a partir del 1 de enero, como indica la publicación. Sin embargo hay que tener en cuenta que el artículo 6, que hace referencia a la unión temporal de empresas, que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2017, cuando se modifica la Ley 58/2003 General Tributaria.

Según lo expuesto, estas modificaciones en el Impuesto sobre Sociedades entraron en vigor el 3 de diciembre de 2016, es decir, cuando ya estaba iniciado el plazo de presentación de los Modelos 202 y 222, ya que el tercer pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades deberá hacerse durante los 20 primeros días naturales de diciembre a cuenta de la liquidación correspondiente al periodo impositivo que esté en curso el día 1 de dicho mes.

Por lo tanto, estas modificaciones que trae este Real Decreto-ley no tendrán que tenerse en cuenta para el cálculo del tercer pago fraccionado de 2016 del Impuesto sobre Sociedades (ni tampoco para el primer y el segundo pago fraccionado de 2016, ya que el plazo de declaración ya está había finalizado cuando entró en vigor este Real Decreto-ley).

Así pues, para este 2017 será muy importante revisar los cálculos de estos pagos fraccionados para el Impuesto sobre Sociedades.

En Moya&Emery nos encargamos del asesoramiento integral de empresas. Si necesitas revisar tus cálculos para este próximo 2017 con el Impuesto sobre Sociedades no dudes en ponerte en contacto con nosotros y pedir cita previa en el 971 72 80 10. También puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en Mallorca.

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

¿Qué puedo pagar con la tarjeta de empresa?

tarjeta de empresa

Las tarjetas de empresa nos permiten deducirnos el IVA de nuestras compras en nombre de nuestra empresa, sin embargo existen casos en los que puede que el uso de estas tarjetas no sea responsable ni correcto por parte de los administradores. Para evitar este mal uso es recomendable que se sigan unos requisitos que comentaremos en el blog de hoy.

Diferenciaremos entre los gastos de representación de la empresa y por otro lado los gastos personales del directivo para poder aclarar en cada punto algunos temas de interés.

GASTOS DE REPRESENTACIÓN DE LA EMPRESA:

Entre estos gastos podemos encontrar normalmente viajes de negocios, estancias en hoteles, comidas de empresa con clientes, regalos a proveedores y clientes, etc. Estos gastos siempre que se hagan tendrán que ir justificados con sus respectivas facturas o bien sus recibos de entregados a la empresa por el titular de la tarjeta.
Uno de las grandes dudas que se nos plantea en los gastos de representación de la empresa se debe a que en la Ley del Impuesto sobre Sociedades no habla sobre los gastos de representación, si no de los gastos fiscalmente deducibles. Por lo tanto, para que estos gastos de representación tengan la calificación de gastos fiscalmente deducibles tendrán que corresponderse con operaciones reales, estar relacionados con la obtención de ingresos y estar debidamente contabilizados, ya bien hayan sido imputados temporalmente con arreglo a devengo y estén documentalmente justificados. Esto nos da a entender que no todo vale en los gastos fiscalmente deducibles y lo que queramos incluir en este lote tendrá que estar debidamente justificado.
Sin embargo, como ya hemos dicho no todo vale, y en el artículo 15 de la LIS encontramos determinadas partidas que nunca tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducibles: los donativos y las liberalidades. 
Por otro lado, los gastos que sí tendrán esta calificación serán los gastos destinados a relaciones públicas con clientes o proveedores, los que con se efectúen al personal de la empresa siguiendo los usos y costumbres de la empresa, los destinados a la promoción, a la venta de bienes y prestación de servicios y los que estén relacionados con los ingresos.  Dentro de la LIS encontramos en este mismo artículo 15 una nota en el que nos determina que los gastos de atenciones a clientes o proveedores serán deducibles con el límite del 1% del importe neto de la cifra de negocios del periodo impositivo.
El último paso a seguir para que estos gastos sean verdaderamente considerados gastos fiscalmente deducibles tendremos que ir al artículo 11.3 de la LIS donde se indica que estos gastos tienen que constar obligatoriamente en la contabilidad en la cuenta de pérdidas y ganancias.

GASTOS PERSONALES DEL DIRECTIVO:

Los gastos personales del directivo son los que llevan a cabo el trabajador de la empresa que es titular de la tarjeta de empresa autorizada para él. Estos gastos podrán descontarse de la nómina o de las dietas correspondientes para liquidar los gastos. También se pueden considerar retribuciones en especie, lo que nos llevará a declararlos en el IRPF de la persona que use la tarjeta y la empresa tendrá que hacer la retención que convenga.

Ahora que tenemos bien diferenciados cada tipo de gasto, nos gustaría dar ciertos consejos para la utilización de su buen uso.

  • La empresa debe definir claramente los criterios para utilizar las tarjetas, entre los que se incluirán los gastos que se pueden realizar con las tarjetas y las personas que pueden utilizarlas.
  • En los casos en los que se permitan los gastos personales, es importantísimo informar a las personas que van a utilizar las tarjetas que estos gastos se descontarán de los pagos correspondientes a las retribuciones (nóminas o dietas). También se tendrá que recalcar el tratamiento fiscal que los titulares deberán tener presente en su declaración de la renta.
  • Según lo que hemos comentado anteriormente sobre los límites de los gastos de representación al 1%, este gasto tendrá que dividirse entre todos aquellos que tengan tarjeta de empresa y se especificará un límite de gasto que deberán conocer todos los titulares de las tarjetas. Aquí entrará en juego el departamento financiero que tendrá que controlar que este límite no se exceda.
  • Se deberá definir a una persona responsable que se encargue de llevar el registro de las tarjetas y comprobar el flujo e las operaciones en la contabilidad.
  • La persona que sea responsable de una tarjeta de empresa, deberá siempre pedir un comprobante de sus operaciones que reúnan los requisitos fiscales  y contables (una factura normalmente). A veces podrá admitirse una factura simplificada o un recibo.
  • En la contabilidad, se tendrán que contabilizar en distintas cuentas los gastos, dependiendo de la naturaleza y del tratamiento fiscal. Se tienen que comprobar que todos los gastos contabilizados en las cuentas tengan los comprobante (las facturas), en caso contrario se tendrán que solicitar a la persona correspondiente de dicho gasto.

Los gastos deducibles son pueden surgir como una oportunidad para incluir todos tus gastos como si fueran de tu empresa, pero tener en cuenta estos aspectos te evitará problemas. Un uso responsable de tu tarjeta de empresa y de lo que incluyes como gastos deducibles te hará la contabilidad más sencilla.

En Moya&Emery nos encargamos al asesoramiento integral de empresas. Si necesitas ayuda con tu contabilidad y saber que gastos puedes y cuales no puedes deducirte, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 971 72 80 10. También puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en Mallorca.
Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

Liquidación de las Sociedades Civiles con objeto mercantil

liquidacion sociedades civiles

Como ya hemos hablado en varias ocasiones, el 1 de enero de 2016 entró en vigor la Ley del Impuesto de Sociedades con una modificación importante en la tributación de las sociedades civiles con objeto mercantil. Estas han pasado a ser contribuyentes y a tributar por el Impuesto de Sociedades, dejando de tributar por el régimen de atribución de rentas en el IRPF.

Volvemos a sacar a la luz este tema por si lo habías dejado de lado ya que el plazo para la disolución de este tipo de sociedades abarca 2016. Sin embargo, Hacienda premia a los previsores y aplicará un régimen especial fiscal beneficioso para las sociedades con objeto mercantil que acuerden su disolución y liquidación antes del 30 de junio de 2016 y realicen el resto de actos para su extinción antes del 31 de diciembre de 2016.

Estos beneficios consisten en que, siempre que se cumplan los plazos anteriores, la sociedad civil podrá aplicar el régimen de atribución de rentas hasta finalizar el proceso de extinción.

Pero ¡ojo! Si no se cumplen estos plazos la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades.

Consultas de la Dirección General de Tributos:

  • Las sociedades civiles tendrán personalidad jurídica a efectos tributarios si la entidad se manifiesta como sociedad civil ante la AEAT en el momento de solicitar el NIF.
  • Las sociedades civiles tendrán objeto mercantil si realizan una actividad económica, salvo las actividades agrícolas, ganaderas, forestales, mineras, pesqueras o de carácter profesional acogidas a la ley 2/2007 de 15 de marzo de Sociedades Profesionales.

MUY IMPORTANTE:

Todas las sociedades civiles con objeto mercantil que pasan a ser contribuyentes y tributar por el Impuesto de Sociedades, dejando de tributar en régimen de atribución de rentas, deben modificar su situación censal antes del 30 de junio para poder beneficiarse del régimen fiscal comentado con anterioridad. Si no se modifica, a partir del 1 de julio de 2016 la Agencia Tributaria iniciará un procedimiento de modificación censal del oficio.

En Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas. Si necesitas que te asesoremos sobre como hacer tu liquidación de sociedad civil, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 971 72 80 10. También puedes venir a vernos a nuestras oficinas en Mallorca.

banner-renta-blog

 

También queremos recordarte que nos encontramos en plena campaña de #Renta2015. Si todavía no has hecho tu declaración de la Renta 2015 no dudes en pedirnos cita previa en el 971 49 55 20. Haremos tu declaración de la renta por sólo 24’90€* (Se excluyen rentas con actividades profesionales).

Consultorio Moya&Emery. “¿Es deducible la cuota de un turismo en renting en el impuesto sobre sociedades?”.

renting impuesto sociedades

 

Hemos recibido una pregunta en nuestro despacho que esperamos que pueda resultaros interesante.

“En nuestra empresa hemos adquirido unos vehículos de renting que serán utilizados pos nuestros empleados tanto de forma profesional como de forma privada. Nuestra sociedad cobrará a los empleados la parte correspondiente al uso que hagan de forma personal, como retribución en especie. ¿Cómo nos deducimos estos gastos?”

Poniéndonos técnicos, el artículo 10.3 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (TRLIS), aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, establece lo siguiente:

“3. En el método de estimación directa, la base imponible se calculará, corrigiendo, mediante la aplicación de los preceptos establecidos en esta ley, el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las demás leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo a las citadas normas.”

Presumiendo que esta operación no fuese asimilable económicamente a una operación de arrendamiento financiero, las cantidades satisfechas en virtud de los contratos de renting suscritos por la entidad constituyen gastos ordinarios de explotación por la utilización de los vehículos para los fines de la actividad y, en consecuencia, las cuotas devengadas por dichos contratos tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducibles, siempre que no estén contenidas en la enumeración de gastos fiscalmente no deducibles del artículo 14 del TRLIS y se hayan imputado contablemente a la cuenta de pérdidas y ganancias en las condiciones previstas en el artículo 19.3 del TRLIS, sin perjuicio de que la parte correspondiente a la utilización por los empleados para su uso privado deba ser considerada como retribución en especie y de su tratamiento como gastos de personal. Todo ello sin perjuicio de la valoración de dicha retribución en especie establecida en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas. Si tienes cualquier duda sobre tu contabilidad tanto en el Impuesto sobre la Renta como en el Impuesto sobre Sociedades no dudes en llamarnos al 971 72 80 10. También puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en C/Pere Dezcallar i Net nº11 en Palma o en C/Còrdova nº5 local 5 en el Club de Hielo en Palmanova.

Incentivo fiscal para promover las inversiones en las Islas Baleares.

inversiones baleares

El Consejo de Ministros, ha aprobado en las Cortes Generales un Proyecto de ley para el 2016, en el que se introduce un incentivo fiscal de gran potencial dirigido a promover las inversiones en las Islas Baleares. Esto supone un cambio con la regulación actual, al incorporar esta novedad fiscal tiene como objetivo incentivar la inversión en las Baleares y así disminuir los costes de empresas y autónomos insulares, impulsando la creación de empleo.

Incentivo a la inversión:

Este proyecto de ley se caracterizar por ser un incentivo fiscal a la inversión en las islas tanto si tienen un establecimiento en la Comunidad Autónoma o estén sujetos al Impuesto sobre Sociedades, al Impuesto de la Renta de No Residentes o al IRPF por obtener rendimientos de actividades económicas en las Baleares (es decir, tanto si tienen un local como si tienen residencia fiscal en las Islas Baleares).

El incentivo consiste en la posibilidad de conseguir un ahorro fiscal, con la reducción en la base (imponible) o de la cuota por la inversión que se haga en cada período impositivo a la “Reserva para inversiones” con un límite del 75% de los beneficios no distribuidos, que provengan de las Islas Baleares.

Esta Reserva permitirá compensar el esfuerzo del inversor dirigido al desarrollo del emprendimiento, la diversificación productiva, la creación de empleo o la protección del medioambiente.

Materialización de la Reserva:

La Reserva tiene que materializarse en un plazo de 3 años, en la realización de inversiones patrimoniales dirigidas a crear o ampliar un establecimiento, a diversificar la actividad o a transformar el proceso de producción, la creación de puestos de trabajo (siempre que estén relacionados con la inversiones) y a la mejora o a la protección del medio ambiente en las Islas Baleares. Así pues, se permite que las inversiones se lleven a cabo de forma anticipada.

Esta Reserva no sólo se establece como un incentivo a que se produzcan inversiones, si no también a la creación de empleo y la protección al medioambiente.

El proyecto de ley marca como inicio de los periodos impositivos el 1 de enero de 2016, y trae consigo unos mecanismos de control y seguimiento para garantizar que su aplicación se hace en regla al Derecho de la Unión Europea.

En Moya&Emery nos encargamos del asesoramiento integral de empresas, por lo que si estás pensando en hacer una inversión en tu negocio, te recomendamos que nos llames al 971 72 80 10 para poder asesorarte de la mejor forma y en caso de que sea conveniente, poder acogerse a este nuevo incentivo fiscal. Si lo prefieres puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en C/Pere Dezcallar i Net nº11 en Palma de Mallorca o en C/Còrdova nº5 local 5 en el Club de Hielo de Palmanova.