Archivo de la etiqueta: despidos

Despidos durante baja por enfermedad. El TJUE abre debate

Despedir a alguien nunca es fácil. No sólo hablamos del tema personal, si no también del profesional que es el que nos lleva a nuestro artículo de hoy. El trabajador tiene que estar protegido y por eso existen una serie de “normas” que nos dificultarán el despido. El Tribunal de Justicia Europeo abre el debate sobre los despidos nulos y las bajas por accidente.

Como suele ser habitual, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha vuelto a meter sus narices en el mercado español. En esta ocasión ha querido reabrir debate en el ámbito laboral, un tema que ya había quedado zanjado para los tribunales españoles, incluso en la jurisprudencia del Tribunal Supremos. Nos referimos a los despidos de los trabajadores que se encuentran de baja médica. El debate se centra en si estos despidos deberían ser nulos o no, lo que supondría que en el caso que fueran nulos, se tendrían que readmitir al trabajador en las mismas condiciones. Actualmente, según los tribunales españoles, estos despidos se consideran (de forma general) despidos improcedentes, lo que supone que el trabajador sólo obtendría una indemnización por este despido.

Esta tónica general desmiente el famoso mito de “no se puede despedir durante la baja por enfermedad”.

Ante esta situación, el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea ha permitido al juzgado de lo social número 33 de Barcelona declarar nulo un despido hacia un trabajador que se produjo durante su incapacidad temporal de baja médica. En este caso, el trabajador se encontraba bajo una incapacidad temporal de baja médica por accidente de trabajo, en el que se rompió varios huesos.

En este caso en concreto, se despidió a dicho trabajador “por no alcanzar las expectativas establecidas por la empresa ni el rendimiento que la empresa considera adecuado o idóneo para el desempeño de sus tareas en su puesto de trabajo”. En este caso, el trabajador recurrió el despido para que se considerara nulo debido a lo “discriminatorio por razón de discapacidad”.

Por norma general, en España, los despidos que se producen durante la baja médica y que tengan una justificación de causas objetivas que no estén relacionadas con la baja, suelen ser declarados despidos improcedentes. Esta actuación la seguían tanto el Tribunal Supremo como el Tribunal Constitucional. Por esta razón el juzgado de lo Social número 33 de Barcelona pidió consejo al TJUE para ver si en este caso se podía considerar que existía discriminación por encontrarse en situación de discapacidad, que en estos caso si que son considerados nulos.

La respuesta que se recibió del TJUE introdujo una interpretación más flexible que la de la directiva europea, que es la que se encarga de regular estas situaciones.  Para entender mejor cada caso, tendremos que analizarlo teniendo en cuenta lo que entiende el tribunal por discapacidad: se trata de padecer dolencias físicas, mentales o psíquicas que supongan una limitación duradera para que el trabajador pueda desempeñar un trabajo en condiciones de igualdad con el resto de trabajadores. A esto hay que añadir el deber de comprobar que dicha limitación de capacidad del trabajador tenga carácter duradero. Si es así, se podrá considerar como despidos nulos en lugar de despidos improcedentes, ya que se podrá entrar en el terreno de la discriminación. Así pues, el TJUE abre la posibilidad de que estos despidos sean declarados nulos, en los casos en que “la incapacidad temporal pueda ser considerara de carácter duradero, por lo que sí podría considerarse como una discapacidad y entrar en el terreno de la discriminación”. 

Como conclusiones de este debate reabierto podemos sacar que la decisión recaerá en el juez para cada caso. El TJUE recalca que corresponderá al juez en cada caso evaluar la perspectiva de baja, y considerar si esta discapacidad es de carácter duradero o no para poder calificar como despido nulo o improcedente. Así pues, podemos decir que se añade una protección para los trabajadores que se encuentren en incapacidad temporal que se alargue en el tiempo.

En Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas. Si te encuentras en esta situación y quieres saber qué posibilidades hay de que consideren tu despido nulo o improcedente no dudes en contactar con nosotros, tanto si eres trabajador como empresa. Puedes pedir cita previa llamándonos al 971 72 80 10. También puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en Mallorca.
Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

¿Se puede durante la IT de enfermedad? Hasta dónde llega la protección del trabajador.

despido it por enfermedad

Una de las cosas más complicadas de los emprendedores es decidir el momento en que necesitamos contratar a alguien para que nos ayude con el negocio. Normalmente podemos con todo pero, en algunos casos, necesitamos a alguien que nos ayude con las responsabilidades del negocio. Contratar a alguien para que trabaje por cuenta ajena siempre supone un dilema. Una de las cuestiones que trataremos hoy serán los despidos durante las bajas por enfermedad.
Quizás te encuentres en una situación complicada en la que tienes un trabajador que abusa de las bajas por enfermedad. Tomar la decisión de prescindir de ese trabajador puede ser complicado si no conocemos cómo podemos hacerlo:
¿Se puede entregar la carta de despido a alguien que se encuentra de baja por incapacidad temporal (IT) de enfermedad?
Sí, se puede. Si eres empresario, puedes despedir a un trabajador que se encuentra de baja por IT de enfermedad, siempre y cuando el despido se encuentre dentro de las causas previstas por el Estatuto de los Trabajadores. El hecho de que un trabajador se encuentre en situación de IT de enfermedad, no es ninguna traba para rescindir el contrato entre el trabajador y la empresa y se comunique a dicho trabajador el despido y las causas en las que se ampara la extinción del contrato mediante la carta de despido.
Lo más importante es fundamentar de forma adecuada y correcta el despido en alguna de las causas previstas por la Ley, que deberán ser posteriormente acreditadas en caso de que el trabajador decida recurrir el despido.
Despido Nulo:
El Tribunal Supremo mantiene una postura firme sobre la no existencia de la nulidad del despido por el hecho de comunicar el despido mientras el trabajador se encuentra en situación de IT por enfermedad. Sólo podrá considerarse nulo cuando se den factores de discriminación o vulneración de derechos fundamentales, o bien se esté en algunas de las situaciones excepcionales que marca el Estatuto de los Trabajadores que son:
– Permiso de maternidad, lactancia o reducción de jornada por cuidado de hijos hasta que cumplan 12 años.
– Trabajadores que hayan reclamado sus derechos o se hayan quejado de alguna irregularidad por parte de la empresa como por ejemplo presentar una denuncia a Inspección de Trabajo. En estos casos, se puede entender que el despido como una represalia hacia el trabajador.
– Discriminación prevista legalmente en el Estatuto.

Las causas del despido:
Lo principal es determinar la causa real del despido del trabajador. La empresa debe alegar como mínimo las causas previstas por la Ley (causas objetivas del despido o del despido disciplinario). Sin embargo es recomendable intentar justificar al máximo la causa, para evitar la posible opción de intentar de equiparar el despido sin causa con despido nulo. La baja por enfermedad no es un impedimento para el despido pero sí lo serán las causas que puedan determinar el despido tanto procedente, improcedente o nulo, según lo que se alegue como causa del despido.
Indemnizaciones:
Las indemnizaciones varían dependiendo del tipo de despido por el que se haya optado. También influye la declaración que pueda hacerse del despido (procedente, improcedente o nulo). Si no se tiene un motivo real para despedir al trabajador, la empresa tendrá que elaborar el despido en base a una determinada causa, que en caso de que no se pueda acreditar será considerado como despido improcedente. Si se declara el despido improcedente, se deberá abonar una indemnización equivalente a 33 días de salario por año de servicio, sacando el porcentaje por meses en los caso que los periodos de tiempo sean inferiores a un año. El máximo se encuentra en 24 mensualidades para los contratos a partir del 12/02/2012.
La baja por IT de enfermedad no es un obstáculo para el despido siempre que la empresa pueda alegar alguna de las causas previstas en el Estatuto de los Trabajadores y ajustarla al máximo a la realidad que motiva el despido.

Recuerda que en Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas. Si necesitas que te asesoremos sobre los despidos durante la baja por IT de enfermdad, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 971 72 80 10. También puedes venir a vernos a nuestras oficinas en Mallorca.

banner-renta-blog

 

También queremos recordarte que nos encontramos en plena campaña de #Renta2015. Si todavía no has hecho tu declaración de la Renta 2015 no dudes en pedirnos cita previa en el 971 49 55 20. Haremos tu declaración de la renta por sólo 24’90€* (Se excluyen rentas con actividades profesionales).

 

 

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com
Escríbenos a info@moyaemery.com