Archivo de la etiqueta: canal4 diario

Artículo de opinión de Nicolás Emery en Canal4diario.com: Aviso sobre la regularización de módulos de IRPF e IVA en el año 2020

A diferencia de años anteriores, los trabajadores autónomos que tributen por la modalidad de módulos en el IRPF e IVA, en la medida en que quieran optimizar su factura fiscal, tendrán que sacar la calculadora y contar los días que realmente han trabajado.

Por lo general, los contribuyentes que determinan su renta a través de la estimación objetiva por módulos ya pueden calcular desde este mes de diciembre su presupuesto de impuestos de IRPF e IVA para el año 2021. La Orden HAC/1155/2020, de 25 de noviembre, determina los límites a tener en cuenta.

Los trabajadores autónomos antes de empezar a calcular su presupuesto de impuesto para el año tienen la difícil tarea de calcular de forma correcta su factura de 2020, un año atípico debido a la situación generada por el COVID 19. Por ello, deberán, con la calculadora en la mano, tener en cuenta lo siguiente:

  • Que han de ajustar la variable de trabajo efectivamente realizado, teniendo en cuenta que el estado de alarma ha durado 72 días y, por tanto, deben restar dichos días del cómputo de días trabajados.
  • Que existen actividades económicas que han tenido suspendida su actividad más allá del estado de alarma y, de igual forma, deben computarse correctamente los efectivos días de actividad.
  • Que también deben ajustarse todas las variables que afectan a aquellos signos que tienen ver con el aforo de la actividad, dado que muchas  actividades han visto reducido su aforo en un 50% durante mucho tiempo.
  • Ni que decir tiene que deben hacer lo anterior todas aquellas actividades todavía suspendidas, como los que se dediquen a ciertas actividades de ocio.

Como cabe imaginar, esta tarea de cálculo no es algo sencillo ni siquiera para los que nos dedicamos a ello y, por ello, les recomiendo que acudan al auxilio de un profesional.

Todo lo anterior viene referido al IRPF pero ¿Qué sucede con el IVA? Los signos o módulos son los mismos. La metrología para el cálculo del IVA devengado es el mismo, pero este no es el importe que tendrá que pagar. El trabajador autónomo podrá deducir del IVA devengado calculado por estimación, la totalidad de todos los IVAs soportados durante el año 2020. Ahora bien, habrá de tener en cuenta que los IVAs pagados por compras serán inferiores a los años anteriores, y los IVAs de gastos generales, tales como alquileres de locales de negocio, serán menores debido a la reducción y condonación total o parcial de las rentas.

¿Qué ocurre con el año 2021?

El Ministerio de Hacienda publicó el pasado 4 de diciembre la Orden HAC/1155/2020, de 25 de noviembre, por la que se desarrollan, para el año 2021, tanto el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas como el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido. Es habitual durante estas fechas que cada año se actualicen las variables que deben tener en cuenta los trabajadores autónomos que han elegido el cálculo de la base imponible de su actividad económica (IRPF) y el importe del IVA devengado que tendrán que utilizar en la presentación de sus declaraciones del año 2021.

La mencionada Orden ministerial recientemente publicada no introduce modificaciones importantes. No obstante, una vez realizados los cálculos para el año 2021, estos están fuera del alcance del trabajador autónomo, al ser la estimación objetiva una modalidad de tributación voluntaria puede renunciar (o revocar la renuncia) para 2021 presentando el modelo 036 / 037 hasta el 31 de diciembre de 2020 o presentando en plazo la declaración-liquidación correspondiente al primer trimestre del 2021 aplicando el método de estimación directa del IRPF o el régimen general del IVA.

También tendrá que renunciar en los mismos plazos si se ha superado alguno de los límites durante el año 2020.


Artículo original de Nicolás Emery para el diario digital canal4diario.com

El transporte espacial y el alquiler de cintas de vídeo en la lista de empresas que más sufren el COVID-19, último artículo de opinión de Nicolás Emery para Canal4 Diario

EL TRANSPORTE ESPACIAL Y EL ALQUILER DE CINTAS DE VÍDEO EN LA LISTA DE EMPRESAS QUE MÁS SUFREN EL COVID-19

La dirección estratégica de un gobierno democrático, elegido libremente por los ciudadanos del país, debería ser la de liderar con la máxima seguridad jurídica e implantar aquellas normas de su competencia para garantizar la optimización de recursos de toda índole, que aseguren la libertad y convivencia en todo el territorio. Es necesario que los gobiernos actúen con un plan establecido de antemano como si de una gran empresa se tratara, de forma que obtengan el máximo beneficio con los mínimos recursos o esfuerzo.

Durante los últimos seis meses el entorno económico mundial está en guerra contra una pandemia que dista mucho de tener soluciones sanitarias a corto plazo en España. Mientras esto ocurre, el Estado español da apariencia de estar ciego, tomando medidas económicas a corto plazo, que, más que ayudar a los reales generadores de empleo -pequeñas y medias empresas-, está llevando a cabo una mera política de subvenciones -a través del subsidio de desempleo y la exoneración de cuotas a la seguridad social- que incentivan a que las empresas no incorporen sus trabajadores a sus puestos y no haya más que una mínima actividad económica.

Hay que dar un paso hacia atrás para tener una mejor visión de la situación en que nos encontramos. El pasado día 29 de septiembre, la Ministra de Trabajo llevó al Consejo de Ministros el acuerdo logrado con los representantes sindicales y la patronal, firmado esa misma mañana  -en el tiempo de descuento- que entraría en vigor al día siguiente, con su publicación en el BOE, y con efectos reales a partir del día primero de octubre. La inseguridad jurídica que ello genera a todos los operadores que actuamos en el ámbito laboral –empresas, trabajadores, abogados, asesores, etc.– no es de recibo. No nos lo merecemos cuando, además, esto no viene de nuevas: la situación con la que convivimos se inició a mediados de marzo y el cortoplacismo –sucesivas prórrogas de tres en tres meses– de estas medidas sólo genera dudas, incertezas y desazón a todos. El peor mensaje para la generación de empleo y recuperación económica.

Además de lo anterior, hay que tener en cuenta que las supuestas medidas a adoptar que se iban filtrando a los medios de comunicación no han coincidido finalmente con lo que realmente se ha plasmado en papel. ¿Por qué no se hacen las cosas bien? ¿Por qué no se toma medidas a más largo plazo?

Haré a continuación un breve resumen de la situación en que quedan los ERTES a partir del 1 de octubre.

¿Mantienen los ERTEs las exoneraciones? No. Salvo mejor interpretación de la Seguridad Social, los expedientes de regulación de empleo aprobados, en vigor y prorrogados hasta el 31 de enero de 2021, pierden las exoneraciones de que venían beneficiándose hasta el 30 de septiembre.

Se crea una nueva figura de ERTE Fuerza Mayor, que, si se quiere mantener algún tipo de exoneración, sustituye a los ERTEs que las empresas y trabajadores venían disfrutando hasta el 30 de septiembre pasado.  Este nuevo ERTE se desdobla en dos ERTEs, bien por impedimento, bien por limitaciones de actividad. Los mismos sí tendrán derecho a una exoneración en el pago de cuotas a la Seguridad Social, que para el mes de octubre puede ser del 100% de la parte del salario del trabajador que no ha trabajado. Dicha exoneración del 100% se verá reducida en un 10% cada mes hasta llegar al mes de enero de 2021. Pero ¿Para cuándo una exoneración del 100% para el trabajador recuperado (sacado del ERTE) y trabajando?

Las empresas, antes del 19 de octubre, a través de sus asesores laborales o abogados de empresas tendrán que rellenar una comunicación de ERTE, indicando la situación que se encuentra la empresa ERTE, por Fuerza Mayor (FM), por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas (ETOP), de limitación, de impedimento, DR, R S, W XML, DAE, AL, ITSS, TGSS, SEPE, más un sinfín de tramites más. Todo ello, y después de haber leído el ANEXO de las actividades de CNAE – 09, que, entre otras, incluye sectores tan importantes para la economía como el transporte espacial y el alquiler de cintas de video y disco. Me viene a la memoria la película Las doce pruebas de Astérix, vista más de una vez en formato VHS durante mi infancia.

Todo indica que la salud sanitaria se corregirá implantando y/o copiando a otros países, los cuales ya NO tienen nuestros actuales altos niveles de contagio. Pero entiendo que la salud económica podría ir restableciéndose sin que se esté solventando la crisis sanitaria, si bien para ello se hace imprescindible la generación de estímulos a la empresa para que le sea más barato recuperar a un trabajador en ERTE que dejarlo en dicha situación o mandarlo al paro. Esta política también bonificaría a las arcas de la Seguridad Social y a la reducción del gasto en subsidios de desempleo. No basta con prohibir horas extras y despedir, hay que hacer algo más.

Artículo de opinión a cargo de Nicolás Emery para el digital Canal4 Diario

Nuevo artículo de opinión de Nicolás Emery en Canal4 Diario

Es la sangrante realidad que durante el confinamiento ordenado durante el estado de alarma los empresarios han visto paralizados sus ingresos y diferidos, en algunos casos congelados, sus costes fijos de funcionamiento. A los trabajadores por cuenta ajena se les han suspendido sus contratos laborales, contribuyendo el Estado al pago de sus salarios a través del mecanismo de los expedientes de regulación temporal del empleo – ERTE-.

Lejos de cumplirse los objetivos del gobierno con sus medidas paliativas, a día de hoy quedan todavía muchos trabajadores sin cobrar lo debido y además, el Gobierno español parece haber optado por la fórmula más “facilona” para dar solución a los problemas financieros de las empresas para afrontar los pagos: QUE SE ENDEUDEN. Para ello ha decidido avalar a través del Instituto de Crédito Oficial en un alto porcentaje los préstamos que los empresarios soliciten, amén de la situación generada por el Covid-19, a las entidades crédito. Pero se ha dejado en manos de los criterios y las condiciones de los bancos la distribución del ese dinero avalado por el ICO, lo que implica que esa pretendida liquidez no estará al alcance real de todas las empresas, dado que con esta medida los negocios nuevos o jóvenes que no estuvieron de alta o facturaron lo suficiente durante 2019 no podrán, en la mayoría de los casos, financiarse de igual modo que una empresa veterana.

Como profesional de la asesoría legal y financiera a empresas suelo advertir a las mismas que únicamente deberían financiar aquellas tensiones de tesorería futuras, paliando la falta de tesorería pasada mediante otras medidas o mecanismos jurídicos al alcance, como, por ejemplo, a través de la refinanciación de la deuda con los acreedores. Soy de la opinión que la estrategia de endeudamiento, como factor multiplicador (apalancamiento financiero) debe servir de estímulo para crecimiento empresarial con la implantación nuevos procesos de innovación en la gestión y de los procesos de producción de la empresa. La utilización de la estrategia de endeudamiento como factor de crecimiento de la empresa, la mantendrá en el mercado, supondrá la creación de empleo sostenible.  Considero que es la estrategia de sostenibilidad empresarial óptima dentro de un intervalo de proporcionalidad respecto a la inversión realizada por el titular de la empresa: SOSTENIBILIDAD DEL EMPLEO A TRAVES DEL ENDEUDAMIENTO.

Para muchas empresas, el endeudamiento sirve de apoyo para mejorar la rentabilidad financiera del propietario de la inversión empresarial.  Pero entiendo que no debería utilizarse el endeudamiento como solución a cualquier carencia previa relacionada con decisiones no adecuadas en la dirección o la gestión empresarial, evitando entrar en una situación de falta de liquidez la cual pondría en serio riesgo la continuidad de la empresa, con su consecuente destrucción de puestos de trabajo.  No hay que tomar atajos. SE DEBE TRABAJAR LA GESTION ECONOMICA DE LAS EMPRESAS.

A pocas semanas de reiniciarse la actividad económica con las restricciones impuestas por motivos sanitarios, las empresas volverán a estar con sus negocios abiertos nuevamente, pero deben ser conscientes de que tendrán que adaptar sus protocolos internos y externos a la nueva situación, de que hay volver a planificar sobre la base de los distintos escenarios -inciertos- que pueden augurarse y que es imprescindible adaptar el NEGOCIO a las circunstancias.

Una vez solucionadas las tensiones de liquidez y tras la desaparición de los ERTE fuerza mayor, es aconsejable que las empresas durante el mes de junio y con efectos 1º de julio negocien con sus trabajadores un ERTE por motivos objetivos (económicos, técnicos, organizativos y productivos). El objetivo principal del ERTE ETOP será descargar, de manera temporal, parte del coste de la plantilla -mediante la suspensión de contratos de trabajo y/o la reducción de la jornada laboral- sin prescindir de ningún trabajador. NO HAY QUE DESPEDIR. Debe ser una solución NEGOCIADA con la plantilla. Será una medida TEMPORAL y ante todo debe ser una solución FLEXIBLE, de forma que sea posible recuperar trabajadores y devolverlos al desempleo cuando la empresa sufra altibajos de producción o de demanda. Además, la medida deberá tratar igual a todos los trabajadores, sin penalizar a unos por encima de otros.

Al igual que ha ocurrido en otros países, el virus no ha desaparecido y hasta que no exista una vacuna con que combatir eficazmente el COVID–19 la empresa deberá tener un plan de contingencia por si se vuelve a paralizarse la actividad económica en España. HAY QUE ESTAR PREPARADO. El empresario ha de intentar abstraerse del flujo constante y en vivo de información mundial, que además es dispar, para concentrarse en su propio negocio, dejando de lado las políticas económicas nacionales. No debe caer en la tentación de diseñar su nuevo plan de acción de acuerdo con las noticias económicas diarias y debe implantar su personalidad propia siendo fiel a sus propias políticas de financiación y configurar una plantilla de trabajadores acorde a las necesidades del negocio. SUERTE A TODOS EN LA NUEVA ERA EMPRESARIAL.

Por Nicolás Emery, para el diario digital Canal4 Diario de Grup 4. Enlace directo a la publicación del diario digital, aquí