Archivo de la etiqueta: renta

El propietario de una residencia alquilada a quien el arrendatario no paga el alquiler desde marzo de 2020 ha iniciado un desahucio. ¿Cómo deben tributar las cantidades impagadas?

CONSULTA VINCULANTE

V0824-21 (descárga este documento en formato pdf aquí)

NORMATIVA

LIRPF. Ley 35/2006, arts., 14, 22, 23 y 27.

CUESTIÓN

Tributación de las cantidades impagadas.

DESCRIPCIÓN

El consultante es propietario junto con su mujer de una residencia que tiene alquilada. El arrendatario no paga las rentas del alquiler desde marzo de 2020, habiendo iniciado el consultante un procedimiento de desahucio.

CONTESTACIÓN

No se manifiesta en la consulta que se den los requisitos para la consideración del arrendamiento como actividad económica, de acuerdo con lo establecido en el artículo 27 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE del día 29), por lo que se parte de la consideración de que dicho arrendamiento genera rendimientos del capital inmobiliario.

El artículo 22.2 de la Ley del impuesto establece que “se computará como rendimiento íntegro del capital inmobiliario el importe que por todos los conceptos deba satisfacer el adquirente, cesionario, arrendatario o subarrendatario, incluido, en su caso, el correspondiente a todos aquellos bienes cedidos con el inmueble y excluido el Impuesto sobre el Valor Añadido o, en su caso, el Impuesto General Indirecto Canario”.

El artículo 23.1 de la citada Ley incluye entre los gastos que considera necesarios para la obtención de los ingresos y, por tanto, deducibles para la determinación del rendimiento neto “los saldos de dudoso cobro en las condiciones que se establezcan reglamentariamente”.

En su desarrollo, el artículo 13 del Reglamento del Impuesto, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (BOE del día 31), determina en su párrafo e) la deducibilidad de “los saldos de dudoso cobro siempre y cuando esta circunstancia quede suficientemente justificada. Se entenderá cumplido este requisito:

1º Cuando el deudor se halle en situación de concurso.

2º Cuando entre el momento de la primera gestión de cobro realizada por el contribuyente y el de la finalización del período impositivo hubiesen transcurrido más de seis meses, y no se hubiese producido una renovación de crédito.

Cuando un saldo dudoso fuese cobrado posteriormente a su deducción, se computará como ingreso en el ejercicio en que se produzca dicho cobro”.

No obstante, el artículo 15 del Real Decreto-ley 35/2020, de 22 de diciembre de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio y en materia tributaria (BOE de 23 de diciembre) establece que:

“El plazo de seis meses a que se refiere el número 2.º de la letra e) del artículo 13 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas quedará reducido a tres meses en los ejercicios 2020 y 2021.

Reglamentariamente podrá modificarse el plazo previsto en este artículo.”

De lo anteriormente expuesto cabe concluir lo siguiente:

1º. El consultante deberá imputar en el año 2020, como rendimiento íntegro del capital inmobiliario, las cantidades correspondientes al arrendamiento del inmueble, incluso aunque no hayan sido percibidas.

2º. Del rendimiento íntegro computado podrá deducir como gasto los saldos de dudoso cobro una vez transcurrido el plazo antes referido, dado que no parece que el deudor se haya encontrado en situación de concurso.

En el caso de que la deuda fuera cobrada posteriormente a su deducción como gasto, deberá computar el ingreso en el año en que se produzca dicho cobro.

En el presente caso, se parte de la hipótesis de que las gestiones de cobro se inician en 2020, reclamándose las deudas existentes a la fecha y no cobradas, por lo que dichas deudas podrán considerarse como gasto deducible imputable al ejercicio 2020 cuando desde el inicio de la gestión de cobro hasta el 31 de diciembre de 2020 hayan transcurrido más de 3 meses. Respecto a las deudas vencidas con posterioridad al inicio de las gestiones de cobro, debe tenerse en cuenta por un lado que las gestiones de cobro iniciales no podían referirse a dichas deudas, al ser inexistentes a esa fecha, y por otro, la extensión de la reclamación judicial a dichas deudas conforme éstas fueran naciendo, por lo que el plazo debe computarse para estas últimas deudas a partir de su vencimiento.

En consecuencia, podrán imputarse al ejercicio 2020 como gastos deducibles del rendimiento del capital mobiliario las deudas comprendidas en la gestión de cobro iniciada en 2020 (se parte, como se ha referido, de la hipótesis de que las gestiones para el cobro se inician en ese ejercicio), cuando hubieran transcurrido más de 3 meses desde el inicio de dichas gestiones hasta el final de dicho ejercicio, imputándose al ejercicio 2021 en el caso de que el referido plazo finalice en el ejercicio 2021.

Respecto a las deudas que hubieran nacido con posterioridad al inicio de las gestiones de cobro, podrán imputarse como gasto deducible al ejercicio en el que finalice el plazo correspondiente contado a partir de su vencimiento.

Por último, en cuanto a las cuestiones relativas a la cumplimentación del modelo 100, “Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Declaración anual”, se manifiesta que los aspectos relacionados con la referida cumplimentación corresponden a la competencia de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, por lo que este Centro Directivo carece de competencias para contestar a dichas cuestiones.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.


¿Tienes dudas con respecto a tu declaración de renta o cualquier otra obligación tributaria? No tardes en pedir cita en cualquiera de las oficinas de Palma o Calvià de Moya & Emery


#moyaemery #abogados #asesores #consulta #vinculante #dgt #tributos #impuestos #residencia #alquiler #rentas #impagadas #desahucio #irpf

La temida declaración de la Renta 2020 de los trabajadores afectados por los ERTEs, por Marga de Matos

La pandemia mundial de la COVID-19 lleva casi un año conviviendo con nosotros y ha tenido y sigue teniendo unos devastadores efectos, entre otros, a nivel sanitario y económico.

Miles de personas son las que se han visto y todavía se ven afectadas por los Expedientes de Regulación de Empleo que se han visto obligads a solicitar sus empresas para evitar una destrucción mucho mayor de empleo de la que se ya se ha producido. Y el estar afectado a un ERTE tiene consecuencias y, entre ellas, sobre la declaración de la renta, una declaración de la renta a la que muchos temen por el resultado que les puede salir al haberse tenido 2 pagadores (empresa y SEPE). Por ello, se han de tener en cuenta varios aspectos:

En primer lugar, como muchas personas habrán tenido dos pagadores durante el año 2020, se verán obligadas a presentar la renta. Recordemos que cuando se tienen dos o más pagadores el límite de los rendimientos del trabajo se reduce de los 22.000€ anuales a 14.000€ anuales y que del segundo o restantes pagadores se deben percibir cuantías superiores a los 1.500€ anuales, requisitos éstos que la mayoría de las personas afectadas por los ERTES, como ya se ha avanzado van a cumplir, obligándolas a presentar la declaración de la renta.

En la gran parte de los casos, las retenciones que se habrán aplicado por parte del SEPE serán mínimas o inexistentes, con lo cual las diferencias deberán pagarse en la declaración de la renta.

Se recomienda que todas las personas que se encuentren en la situación descrita hagan o soliciten una simulación de su renta, ya que muy probablemente les salga a pagar y puedan estar prevenidos de ello y conocer aproximadamente el importe a que tendrán que hacer frente. La campaña de renta se inicia el próximo mes de abril, concretamente el día 7.

Se aconseja igualmente, que se domicilie el pago de la declaración dado que, de esta manera, no deberá abonarse hasta el fin de la campaña, fijado el 30 de junio, teniendo de esta manera tiempo para acumular o ahorrar la cantidad que tenga que abonarse.

En caso de no ser posible dicho pago, existe la posibilidad de fraccionar el pago, abonándose el 60% el 30 de junio y el 40% restante el 2 de noviembre, de este modo, las personas afectadas podrán aligerar la carga que pueda suponer. IMPORTANTE: dicho aplazamiento/ fraccionamiento no tendrá coste alguno, está pensado para que se tenga un menor impacto fiscal.

Otro aspecto a tener muy presente es que, dada la saturación de los organismos como el SEPE, la demora en los pagos o los pagos de más, puede ser que las cantidades recibidas en 2020 sean superiores (caso de pagos indebidos que se deberán descontar de la renta), o que las cantidades recibidas en 2020 sean inferiores y que se hayan recibido en 2021 (pagos demorados de meses en ERTE), con lo cual hay que prestar mucha atención a las fechas de devengo de cara a facilitar la información fiscal correcta y evitar errores en la declaración de la renta.

Lo mismo es extrapolable de cara a 2021 si el trabajador continúa en ERTE.

¿Qué debo hacer si he recibido pagos indebidos del ERTE y no me ha llegado la carta del SEPE?

Muchas son las personas que actualmente todavía tienen pendiente el reintegro de prestaciones indebidas derivadas del ERTE al no haber recibido la famosa carta procedente del SEPE en la cual se les debe indicar la cuantía indebidamente percibida y la cuenta bancaria en la que hacer el reintegro.

Ante dicha incertidumbre, una afectada por dicha situación ha planteado la consulta a la Dirección General de Tributos (DGT) para saber los efectos que tiene el haber recibido pagos indebidos en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas de 2020 (IRPF). Su caso y consulta referida concretamente es por lo siguiente: haber recibido por error pagos indebidos procedentes del SEPE para los meses de abril, mayo y junio de 2020. Y la respuesta que ha obtenido por parte de la DGT es la siguiente: fiscalmente, no debe tener incidencia en el IRPF del periodo en el que se reintegra la cantidad sino en las liquidaciones del impuesto en los ejercicios en los que se declare su percepción. Por ejemplo, si se reintegra el importe en 2021 de un pago de 2020, no tiene efectos en la declaración de 2021, sino en la de 2020.

Artículo 120.3 Ley General Tributaria:

Cuando un obligado tributario considere que una autoliquidación ha perjudicado de cualquier modo sus intereses legítimos, podrá instar la rectificación de dicha autoliquidación de acuerdo con el procedimiento que se regule reglamentariamente.

Como la campaña de renta de 2020 no empieza hasta el próximo 7 de abril (pendiente aún de declarar lo percibido en 2020), no procederá realizar ninguna actuación con relación al irpf, no debiéndose reflejar en la declaración de 2020 una vez los importes recibidos sean declarados inválidos por la administración pagadora.

Por Marga de Matos

Abogada de Moya & Emery


Consulta Vinculante V0016-21, de 13 de enero de 2021, de la Subdirección General de Impuestos sobre la renta de las personas físicas

DESCRIPCIÓN

La consultante manifiesta que ha recibido por error en los meses de abril, mayo y junio de 2020 pagos del Servicio Público de Empleo Estatal y que comunicada dicha incidencia a la referida entidad, ésta le ha manifestado la próxima comunicación de una cuenta bancaria para realizar la devolución del ingreso, sin que a la fecha haya recibido dicha comunicación.

CUESTIÓN

Tratamiento en la declaración del ejercicio 2020 de los referidos pagos.

CONTESTACIÓN

Desde la perspectiva fiscal, la anulación de los actos administrativos que establecían el derecho a percibir un determinado importe, en cuanto comporta devolver el estado de las cosas a su situación inicial mediante la obligación de reintegrar el importe percibido, conlleva que la restitución no tenga su incidencia en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al período en que se acuerde el reintegro de la cantidad percibida, sino que tal incidencia tenga lugar en las liquidaciones del Impuesto correspondiente a los ejercicios en que se hubiera declarado, en su caso, la percepción de dicho pago anulado, instando a tal efecto la rectificación de la autoliquidaciones correspondientes a los ejercicios en que hubiesen declarado los importes declarados inválidos, tal como establece el artículo 120.3 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (BOE del día 18).

En el presente supuesto, al no haberse declarado aún la percepción de los referidos importes, por haberse efectuado su cobro en el ejercicio 2020, pendiente de declaración, no procederá realizar ninguna actuación en relación con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, no procediendo su reflejo en la declaración correspondiente al ejercicio 2020 una vez declarados inválidos por la administración pagadora, al no tener la naturaleza de renta de conformidad con el artículo de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (BOE de 29 de noviembre).

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.


#moyaemery #abogados #asesores #consulta #vinculante #dgt #trabajadores #tributos #impuestos #renta #renta2020 #irpf #pagosindebidos #SEPE

Prohibición de desahuciar o reclamar las rentas del local arrendado como medidas cautelares justificadas por la pandemia del Covid-19

Si tienes un local alquilado como establecimiento para tu negocio y estás sufriendo los efectos del covid lee esta sentencia que te acerca Moya & Emery a sobre la aplicación de la cláusula “rebus sic stantibus“.

La pandemia generada por el covid ha deparado un cambio imprevisible y sustancial con respecto a las circunstancias en que se pactó o que fueron tenidas en cuenta por las partes que firmaron un contrato de arrendamiento. Ello ha deparado un aumento significativo de los costes para alguna o ambas partes del contrato que debe ser ponderado en cada caso concreto. En el caso de esta reciente sentencia de un Juzgado de primera instancia de Barakaldo (que puedes ver haciendo clic aquí) se responde a una demanda de quien tomó en alquiler (arrendatario) un local de negocio, quien solicitó la adopción de medidas de forma cautelar que impidieran al arrendador resolver el contrato, ejecutar las garantías prestadas, impedir el desahucio y reclamar el impago de rentas.

La resolución ha atendido la petición del demandante y fija, de manera cautelar, un periodo de carencia en el pago de la renta durante el Estado de Alarma (y para el caso de un nuevo rebrote) y fija una renta de alquiler con carácter provisional que va ligada porcentualmente a las ventas del arrendatario. Además, de igual forma, la sentencia reduce al 50% de la totalidad de los gastos y contribuciones relacionadas con el Centro Comercial donde se ubica el local alquilado.

Si eres arrendador o arrendatario de un local de negocio y precisas soluciones a tu caso concreto, infórmate con Moya & Emery.


moyaemery #abogados #asesores #arrendamiento #alquiler #local #negocio #arrendador #arrendatario #contrato #cumplimiento #medidas #carencia #renta #desahucio #cautelares #covid19 #coronavirus #pandemia #negociación

No quedan sujetas a IVA las cantidades condonadas de rentas de local de negocio

La DGT -Dirección General de Tributos- ha venido a despejar, a través de consultas vinculantes, que las cantidades de renta perdonadas por el propietario del local de negocio al inquilino durante el estado de alarma no estarán sujetas al IVA.

La Dirección General de Tributos, en respuesta a la consulta vinculante V2053-20, de 23 de junio de 2020, (haz clic en el enlace para ver el contenido completo de la contestación) ha establecido que no estarán sujetos al IVA los autoconsumos derivados de la condonación de la renta de un local de negocios cuando el arrendatario no pueda realizar actividad económica alguna en el mismo por aplicación de las disposiciones establecidas durante la vigencia del estado de alarma. 

En el caso analizado, una persona física es propietaria de un local comercial que tiene arrendado y que se encuentra destinado a la actividad de cafetería, y como consecuencia del estado de alarma, decide que no va a cobrarle al arrendatario la renta correspondiente a varias mensualidades.

En primer lugar, como es sabido, sólo en el caso de que formal y expresamente se cancele temporalmente la relación contractual arrendaticia o se modifique el momento de su exigibilidad se dejará de devengar el IVA y, en consecuencia, en tanto no se cancele o modifique la relación arrendaticia se seguirá devengando el Impuesto correspondiente al arrendamiento del mismo, de acuerdo con la exigibilidad de las cuotas de arrendamiento que se había pactado. Dicho esto, si el impago de las rentas correspondientes a algunos de los meses por parte del arrendatario no derivara de una condonación de las mismas sino de una moratoria en el pago de las rentas pactadas por las partes con carácter previo a su devengo, en virtud de lo dispuesto en el art. 75.uno.7º de la Ley 37/1992 (Ley IVA), a las rentas arrendaticias de los meses en los que las partes hayan pactado una moratoria en su exigibilidad, les resultará de aplicación la regla de devengo prevista en dicho artículo, por lo que el devengo del Impuesto se producirá con ocasión de la nueva exigibilidad pactada.

No obstante lo anterior, en este caso, el impago de las rentas correspondientes a algunos de los meses por parte del arrendatario deriva de una condonación de dicha renta por parte de la arrendadora. En estas circunstancias, debe recordarse que el art. 78 de la Ley 37/1992 (Ley IVA) dispone que la base imponible de dicho Impuesto “estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo procedente del destinatario o de terceras personas.”. De esta forma, en el caso de condonación parcial de la renta establecida en los contratos de arrendamiento de locales, entendida como reducción de la renta pactada en un momento posterior a su devengo, resultará aplicable lo dispuesto en el art. 80. Dos de la Ley 37/1992 (Ley IVA).

Así, si con posterioridad al devengo de las operaciones se estipula entre los contratistas una reducción del importe fijado en concepto de renta por el arrendamiento, procederá la minoración de la base imponible en la cuantía correspondiente. Sin embargo, si dicha condonación parcial de la renta se realiza con anterioridad o simultáneamente al momento en que se haya pactado su exigibilidad deberá entenderse que la nueva renta se ha reducido en la cuantía correspondiente, de conformidad con lo señalado en el art. 78. Tres.  2º de la Ley 37/1992 (Ley IVA).

Por otro lado, en el supuesto de condonación total de la renta, vigente el contrato de arrendamiento y sin que se hubieran modificado las condiciones contractuales en relación con la exigibilidad o el importe de la renta, debe tenerse en cuenta que, conforme al art. 12 de la Ley 37/1992 (Ley IVA), serán operaciones asimiladas a las prestaciones de servicios a título oneroso los autoconsumos de servicios. En ese sentido, cuando las operaciones realizadas a título gratuito se llevan a cabo para servir a los fines propios de la empresa, cabe deducir que las mismas no están sujetas al tributo. Sin embargo, la condonación voluntaria de la renta del arrendamiento no puede interpretarse en el sentido de que va a servir a las finalidades de la empresa, esto es, de la actividad de arrendamiento que desarrolla el arrendador y, por tanto, el autoconsumo no debe quedar exonerado de tributación. En conclusión, la condonación total de la renta del arrendamiento del local de negocio determina la realización de una operación sujeta al Impuesto por tratarse de una operación asimilada a las prestaciones de servicios en su condición de autoconsumo de servicios.

Con independencia de lo anterior, el art. 26 de la Directiva 2006/112/CE del Consejo (Sistema Común del IVA) permite a los Estados miembros no gravar expresamente estas operaciones cuando la no sujeción no sea causa de distorsión de la competencia.

Además, el art. 7 del RD 463/2020 (Declaración de estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19), ha limitado durante su vigencia la circulación de las personas por las vías o espacios de uso público y, la misma norma, establece medidas de contención que, en la práctica, pueden suponer el cierre de determinados locales o actividades. En estas circunstancias, parece evidente que, cuando como consecuencia de la aplicación del estado de alarma, no es posible para el arrendatario de un local de negocio desarrollar en ninguna medida la actividad económica que venía desarrollando en el mismo, y si el arrendador condona totalmente el pago de la deuda, la no sujeción del correspondiente autoconsumo de servicios no puede generar distorsiones en la competencia ni actual ni futura, ni en el mercado de arrendamientos ni en del sector de actividad afectado mientras se mantengan dichas medidas. En consecuencia, no estarán sujetos al IVA los autoconsumos derivados de la condonación de la renta de un local de negocios cuando el arrendatario no pueda realizar actividad económica alguna en el mismo por aplicación de las disposiciones establecidas durante la vigencia del estado de alarma.

Moya & Emery – Información de contacto

Income tax return campaign about to conclude

As you may know, this year’s INCOME TAX RETURN CAMPAIGN started on 1st April 2020 and all income for the year 2019 must be filed by 30th June 2020. This campaign is about to conclude. Hurry up and contact Moya & Emery asap:

+34 971132359
Monday to Thursday from 9:00 to 17:00. Friday from 9:00 to 14:00.

#moyaemery #renta #tax #income #return #campaign

Campaña de la Renta 2019 – Reducciones en rentas vitalicias y seguros de vida

En este vídeo de la serie sobre la Campaña de la Renta 2019 desde Moya & Emery te informamos sobre las reducciones que puedes obtener en tu declaración en caso de rescate de una renta vitalicia o de un seguro de vida.

Y recuerda que puedes ver todos nuestro vídeos en el Canal YouTube de Moya & Emery haciendo clic aquí.

#moyaemery #impuestos #renta #campaña #renta2019 #obligados #declaración #venta #vivienda #exencion #rentavitalicia #pagadores #cuantía #perdidas #compensacion #borrador #datosfiscales

La rebaja del IRPF: efectos 2018

Las alianzas que se trazan para formar gobierno traen consigo propuestas de distintos ámbitos. Hoy hablaremos de la condición de Ciudadanos para dar apoyo al Gobierno, que al final se concretó en la disminución de los impuestos a pagar en el IRPF.

¿Cómo influirá esto en la Renta en el año 2018?

Con los cambios anunciados por el Ejecutivo a nivel fiscal, el mínimo exento en la renta durante el año 2018 aumenta. Ahora este mínimo se encuentra en los 12.000€ que subirá hasta los 14.000€ en 2018. Con esta medida se pretende contrarrestar el cambio de la reducción de los rendimientos de trabajo que había perjudicado en gran media a las rentas más bajas.
Esta medida viene acompañada también de unas rebajas adicionales que todavía se están concretando que hacen referencia a las rentas que sean inferiores a los 17.500€. Los técnicos de Hacienda, Gestha, cifran que esta rebajas rondarán los 250€ de media al año.
También encontraremos una devolución de 1.200€ para los contribuyentes con cónyuges con discapacidad, ascendientes mayores a su cargo y para familias numerosas.

Beneficiarios:

Teniendo en cuenta las cantidades que estamos tomando para aplicar las reducciones, la primera respuesta a quién podrá beneficiarse de estos cambios son los mileuristas. Antes de afirmarlo rotundamente tendremos que pensarlo bien. Estas cantidades que baraja el Gobierno hacer referencia a los salarios e ingresos brutos. Por lo tanto, un mileurista con 12 pagas no entraría dentro de las reducciones porque en los 1.000€ mensuales, se deberán sumar las retenciones del IRPF que se le hayan practicado y los seguros sociales, por lo que al final su salario bruto rondará los 16.000€.
Así pues, el caso es todavía pero para los que cobren estos 1.000€ en 14 pagas ya que no podrán optar a ningún beneficio porque su salario bruto será más o menos de 18.000€, dependiendo de cada caso.
Entonces, no surge la duda ¿quienes podrán beneficiarse realmente de estas ayudas? Serán aquellos cuya base de cotización sea inferior a los 1.166€ aproximadamente. En este grupo que podrán beneficiarse de las deducciones, los que saldrán más beneficiados serán los trabajadores que estén solteros y no tengan hijos a su cargo, ya que serán estos los que más impuesto pagan, al solo poder aplicar el mínimo personal y familiar en la renta, no pueden incluir los descuentos por los hijos a cargo.
Haciendo los cálculos que tocan, con una retención media del 6% según la calculadora de retenciones de Hacienda, se ganarán 840€ más. Esta cifra concuerda con la media que proporcionó el Gestha del ahorro de unos 800€ de media, por lo que al final se traducirá en un ahorro fiscal de unos 60€ al mes con la reforma del IRPF prevista para 2018.

Pero… ¿no estaban exentas ya las rentas que no superaran los 22.000€? 

Esta pregunta es uno de los debates que ha protagonizado esta reforma. Como ya sabemos, las rentas que no superen los 22.000€ de un sólo pagador están exentas de hacer la declaración de la renta, y por lo tanto de tributar. Por lo tanto ya quedaban fuera los tramos de 14.000€ y 17.000€ de los que estamos hablando.
Pero hay que tener en cuenta que esta reforma es mucho más compleja. Un claro ejemplo es cómo hemos mencionado el cómo se aplica el mínimo exento. Los 14.000€ de los que estamos hablando no hacen referencia a la obligación de declarar, si no a la cantidad que no se tendrá en cuenta a efectos fiscales y por la que no se pagarán impuestos.  Hay que recordar que el mínimo exento no es lo mismo que el mínimo exento para declarar.
En todas las reformas siempre hay colectivos que salen más beneficiados, en este caso son las personas con dos pagadores en la renta para hacer en 2018. En este caso, la cifra que se fija para estar obligado a hacer la declaración de la renta son los 12.000€ siempre que se hayan ingresado más de 1.500€ del segundo y siguientes pagadores. Con este cambio de legislación seguirán estando obligados a declarar, pero será mas sencillo que puedan beneficiarse de las reducciones, sobre todo teniendo en cuenta que las retenciones en el segundo empleo suele ser mínima.

Hace poco que terminamos la campaña de la declaración de la #Renta2016 pero nos encanta estar al día. Somos expertos en fiscalidad.
Si necesitas que hagamos una Declaración de la Renta Complementaria no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 971 72 80 10 o venir a visitarnos a nuestras oficinas en Mallorca.
Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

#Renta2016: Especial Autónomos, deducciones sin factura

Nos encontramos en plena campaña de la Declaración de la Renta 2016. En nuestro artículo de hoy queremos aclarar los siempre dudosos puntos que puede deducirse un autónomo. La situación del autoempleo cada vez ha sido más atractiva para muchos nuevos empresarios y también una alternativa para muchos trabajadores. Esta situación debe indicarse en la declaración de la renta 2016 y aquí es donde entra en conflicto lo que uno puede deducirse y lo que no.

Dentro de la ley encontramos una serie de gastos que sí son deducibles en la declaración de la renta para autónomos para los que no es necesario haber facturado. Como bien sabemos, los autónomos están obligados a presentar la renta si se han tenido rentas económicas que estén relacionadas a una actividad empresarial y que estén sujetas al IRPF siempre que sean superiores a los 1.000€

Facturar es esencial para conseguir una buena gestión de tu negocio y para ahorrar en impuestos. En la gran mayoría de casos siempre será necesaria una factura para poder deducirte el IVA en la declaración de la renta, pero en algunos casos se pueden incluir como gasto deducible algunas partidas presentando un ticket o un recibo (¡ventajas de ser autónomo!). Estos gastos que son deducibles y que no tiene factura son la cuota de autónomo, los colegios profesionales, los seguros y algunos gastos de los bancos.

Este tipo de gastos se deben contabilizar como si no llevaran factura, es decir sin deducir el IVA, que no se puede recuperar, así que lo sumaremos al total del gasto, como si fuera todo base imponible. Podemos clasificar los gastos deducibles sin factura:

  • Seguros: Aquí se incluyen las pólizas de seguro contratadas relacionadas con la actividad, como los seguros del local, los de responsabilidad civil o los seguros médicos. en estos casos sólo se necesitará el cargo bancario para justificarlo ante la Agencia Tributaria. No se incluyen los seguros privados como los del coche si se utiliza en actividades que no estén relacionadas con la empresa. Para estos casos se podrá deducir sólo el porcentaje que corresponde al uso profesional.
  • Sueldos: Aquí se incluyen las nóminas, las pagas extra de los empleados. Para justificarlas basta presentar  la nómina o la transferencia bancaria.
  • Cuotas de Autónomo: Los pagos por la cuota de autónomo se puede deducir e incluir como un gasto, se justifica con los movimientos bancarios y con un documento acreditativo del banco.
  • Gastos Financieros: Aquí se incluyen las comisiones por mantenimiento de tarjetas o cuentas, las retiradas o transferencias de dinero y los intereses de préstamo. Se podrán justificar con los extractos de la cuenta bancaria.
  • Gastos en el Extranjero: Estos son todos los relacionados con la actividad profesional que se realicen fuera de España. El ticket o recibo sirve como comprobante.
  • Traspasos y contratos privados: Son los contratos mercantiles, y pueden justificar la deducción por un gasto derivado de la actividad profesional en el caso de traspaso o finanzas de alquileres. Se justifica con los cargos bancarios.
  • Impuestos: Entre los impuestos deducibles encontramos el IBI (Impuesto de bienes inmuebles), la tasa de residuos sólidos urbanos o de “basuras” (TRU) entre otros.

En Moya&Emery somos expertos en hacer tu Declaración de la Renta 2016. Recuerda que puedes pedirnos Cita Previa en el 971 49 55 20. Hacemos tu declaración de la #Renta2016 por sólo 24’90€ si no tienes actividad profesional. Si eres autónomo o tienes una actividad profesional no te preocupes, también podemos hacer tu renta. Estudiamos tu caso y te ofrecemos un presupuesto a medida. No lo dejes para más tarde y ¡llámanos!

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

Renta 2016: Deducciones por Maternidad

Nos encontramos en plena campaña de la Declaración de la Renta 2016. Como cada año nos toca enfrentarnos a la tarea de la renta, y en algunos casos la cosa no se pone sencilla. Todo dependerá de la complejidad de la situación laboral, de las cosas que se deben declarar, de las desgravaciones y exenciones a las que se pueden acoger, etc.

Un tema que siempre trae de cabeza son las deducciones por maternidad en la Renta. Por eso hoy en nuestro blog vamos a intentar aclarar alguno puntos clave que nos ayudarán a entender qué podemos deducir y que no.

Antes de empezar queremos hacer una pausa para explicar una circunstancia que ocurrió el año pasado y que muchos pensaban que se iba a convertir en norma y al final se ha quedado en nada. Este punto es la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid por la que se le devolvió a una contribuyente el pago del impuesto. Si quieres recordar este tema te invitamos a que leas nuestro artículo “Sentencia para excluir las prestaciones por maternidad de la renta“.

Desde el TEAC (Tribunales Económicos Administrativos) quieren recalcar que la prestación por maternidad que paga la Seguridad Social no está exenta en la declaración de la Renta. Además recalcan que no existe ninguna exención de la prestación por maternidad en la Ley siempre que venga la prestación del INSS. Si provienen de otros Entes Públicos, la Ley recoge las exenciones.  Para entender mejor este supuesto, el TEAC explica que “hay que tener presente que la prestación de maternidad satisfecha por la Seguridad Social tiene la función de sustituir a la retribución normal (no exenta de IRPF) que obtendría la contribuyente por su trabajo habitual y que ha dejado de percibir al disfrutar del correspondiente permiso. La causa real de concesión de estas prestaciones no es, por tanto, la maternidad en sí misma considerada como una finalidad a proteger, sino la suspensión de la relación laboral que origina la situación de maternidad (…).”

Aclarado este punto, ahora sí que contemplamos las deducciones por maternidad que puedes incluir en tu Declaración de la Renta:

Para saber si puedes aplicar la deducción por maternidad hay que cumplir una serie de requisitos y podrán deducirse aquellas madres con hijos menores de 3 años con derecho a la aplicación de la deducción por descendientes pueden reducir la cuota diferencial del Impuesto hasta 1.200€ por cada hijo menor de 3 años. Para ello el requisito es realizar un actividad por cuenta propia o ajena, lo que significa estar de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad, cuando los importes no se hayan percibido mensualmente.

  • Si se trabaja por cuenta ajena el 92% de la jornada, y se cotiza a la Seguridad Social o mutualidad, se podrá deducir la maternidad. Para saber cuanto se tendrá que calcular de forma promocional el número de meses (que son 100€/mes( en que se hayan cumplido los requisito para poder aplicar la deducción por maternidad.
  • No se podrá aplicar la deducción por maternidad cuando, después de agotar la baja por maternidad, se disfrute una excendencia por cuidad de hijos. Es muy sencillo, para poder disfrutar de esta excedencia es necesario estar trabajando (tanto por cuenta propia como por cuenta ajena), y este es uno de los requisitos indispensables para poder aplicar la deducción en la Renta.
  • En los casos en que te encuentres en situación de baja por enfermedad común, que podrás disfrutar la deducción por maternidad. También se podrá disfrutar del abono anticipado en las mismas condiciones siempre que se cumplan el resto de requisitos.
  • La deducción no podrá aplicarse en los meses en los que te encuentres en situación de desempleo, aunque se mantenga la cotización a la Seguridad Social, ya que durante este tiempo no se realiza ninguna actividad por cuenta propia o ajena.
  • Si se pierde el derecho al abono anticipado de la deducción por maternidad se tiene que comunicar a la Administración Tributaria por el modelo 140 de la solicitud de abono anticipado y comunicación de variaciones de la deducción por maternidad de la Renta.

En Moya&Emery somos expertos en hacer tu Declaración de la Renta 2016. Recuerda que puedes pedirnos Cita Previa en el 971 49 55 20. Hacemos tu declaración de la #Renta2016 por sólo 24’90€ si no tienes actividad profesional. Si eres autónomo o tienes una actividad profesional no te preocupes, también podemos hacer tu renta. Estudiamos tu caso y te ofrecemos un presupuesto a medida. No lo dejes para más tarde y ¡llámanos!

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

 

#Renta2016: ¿puedo ceder mi derecho a deducción?

Nos encontramos en plena Campaña de la Declaración de la #Renta2016. Cada año tenemos novedades pero las mas destacables de esta nueva temporada son la introducción de 2 nuevos modelos: “El Modelo 121 y el Modelo 122”. Estos dos modelos hacen referencia a las Deducciones por familia numerosa o por personas con discapacidad a cargo.

En el artículo de intentaremos resolver la pregunta que planteamos al principio: ¿puedo ceder mi derecho a deducción? Bueno en este caso no estamos refiriendo a la posibilidad que contempla la Ley de que un miembro del matrimonio pueda renunciar a la devolución al hacer la declaración de la renta para compensar los ingresos del cónyuge. Este tema en concreto se tiene que llevar a cabo a través del nuevo modelo 121 por el que se debe comunicar la cesión del derecho a la deducción por contribuyentes que no están obligados a presentar la declaración de la renta.

Para poder acceder a este modelo, los contribuyentes tendrán que cumplir ciertos requisitos: estar casados y no separados legalmente y tendrán que presentar la #Renta de forma individual. Si se cumplen estos requisitos el siguiente es que el resultado de uno sea a ingresar y el del otro a devolver. En estos casos se podrá solicitar la suspensión del ingreso y la renuncia al cobro de la devolución de la renta a favor del cónyuge (en la cantidad que se permita aplicar el importe de la devolución al pago del ingreso).

El procedimiento es sencillo: El cónyuge que tiene derecho a la devolución renuncia a ella (hasta completar el importe de la deuda a ingresar por el otro cónyuge). Explicándolo de forma llana, este dinero que a uno de los cónyuges le sale a devolver, se restará al resultado a ingresar del otro cónyuge, disminuyendo o incluso anulado el ingreso en los casos en los que el “devolver” sea igual o superior al “ingresar”.

Para poder suspender el ingreso de esta forma, ambos cónyuges deberán solicitarlo a la Agencia Tributaria y tendrá carácter provisional hasta que Hacienda reconozca el derecho a la devolución a favor del otro cónyuge. Por último añadir que en los casos en los que la cuota a ingresar sea superior a la cuota a devolver del otro, existe la posibilidad de fraccionar la diferencia en dos plazos: el primero del 60% y el segundo del 40%.

En Moya&Emery somos expertos en hacer tu Declaración de la Renta 2016. Recuerda que puedes pedirnos Cita Previa en el 971 49 55 20. Hacemos tu declaración de la #Renta2016 por sólo 24’90€ si no tienes actividad profesional. Si eres autónomo o tienes una actividad profesional no te preocupes, también podemos hacer tu renta. Estudiamos tu caso y te ofrecemos un presupuesto a medida. No lo dejes para más tarde y ¡llámanos!

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com