Archivo de la etiqueta: incapacidad temporal

Una empleada de hogar ve reconocida una incapacidad permanente absoluta para ejercer cualquier oficio debido a su fibromialgia

Un Juzgado de lo Social de Sevilla ha reconocido en este caso que la multipatología tanto física como psíquica que afecta a la empleada de hogar, por un lado fibromialgia y por otro un cuadro ansioso-depresivo, le impiden ejercer con continuidad y de manera eficaz, no sólo la suya, sino cualquier profesión y la hacen, por tanto, merecedora de la prestación de incapacidad permanente absoluta por parte del INSS.

Lee más acerca de este caso en la noticia del portal NoticiasJurídicas.com que te transcribimos a continuación:


FUENTE: Noticias Jurídicas AUTORA: Silvia León

Un juzgado reconoce la incapacidad permanente absoluta por fibromialgia a una empleada del hogar

El juez considera que las dolencias le impiden trabajar con continuidad y eficacia

La fibromialgia, así como muchas dolencias “invisibles”, siguen constituyendo hoy un doble lastre para el que los padece. No solo han de luchar diariamente para sobre llevar la fatiga, dolores físicos, depresión sino también con aquellos que cuestionan su capacidad para trabajar o que sus dolencias sean reales. Este es el caso de una empleada de hogar a quien el Juzgado de lo Social de Sevilla le ha reconocido finalmente la incapacidad permanente absoluta, por entender que la fibromialgia y la depresión que padece le limitan para el desempeño de cualquier actividad laboral, en contra del criterio de la Seguridad Social.

El letrado de la demandante, Alvaro Jiménez Bidón, socio del despacho Jiménez Bidón Abogados, comenta como “pese al cuadro multipatológico cronificado en el tiempo y de incierta recuperación de esta trabajadora de sólo 44 años, el INSS le negó la incapacidad permanente, por considerar que sus dolencias no disminuyen su capacidad laboral”. Motivo por el que la mujer no tuvo otra alternativa que “recurrir dos veces a los juzgados para que éstos le ratificasen, tanto su incapacidad laboral temporal (baja médica), como la permanente, siéndole reconocida finalmente una incapacidad laboral absoluta”.

Empleada hogar

La operaria, que trabajaba como empleada del hogar, fue dada de alta de su incapacidad temporal (baja médica por patología psíquica) por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en julio de 2017. Tras una impugnación de alta, el juez ratificó en enero de 2018 esa baja médica con efectos retroactivos al momento del alta.

Sin embargo, en marzo de 2018, de nuevo el INSS le denegó la incapacidad permanente, por considerar que “sus dolencias no disminuyen su capacidad laboral”.

Dolencias limitantes

Los informes médicos demuestran que la trabajadora padece dos tipos de patologías limitantes. Unas de carácter físico, referidas a los efectos de dolor causados por la fibromialgia, unido a las limitaciones ocasionadas por el síndrome del túnel carpiano que le afecta a los dos manos y que le suponen una importante limitación para realizar las tareas fundamentales como empleada de hogar.

Y, por otro lado, las de carácter psíquico, ya que sufre un trastorno mixto ansioso-depresivo y una neurosis obsesiva de mala evolución. Tales dolencias, según explica el informe aportado, le causan una apatía intensa con fallos de memoria de retención, que le impiden una mínima concentración para llevar a cabo cualquier tipo de trabajo por suave que sea, hasta el punto de no poder acudir al trabajo con regularidad, con horarios determinados y poder relacionarse con compañeros y jefes.

Requisitos

La sentencia recuerda que la incapacidad permanente absoluta inhabilita por completo al trabajador para toda profesión u oficio. Para valorar el grado de invalidez, los jueces han dictado que “más que atender a las lesiones hay que valorar las limitaciones que las mismas representen en orden al desarrollo de la actividad laboral”. De forma que la invalidez merecerá la calificación de absoluta cuando la persona no tenga capacidad alguna para desarrollar una actividad laboral.

En cambio, matiza la sentencia, sería incapacidad total para la profesión habitual si inhabilitase a la trabajadora para la realización de todos o de las principales tareas de dicha profesión con un mínimo de capacidad o eficacia, y siempre que pueda dedicarse a otra distinta. Igualmente, también recalca la importancia de que esa actividad tenga un rendimiento económico aprovechable y que no se trate de un ejercicio esporádico de la actividad laboral, sino que se trate de un desempeño laboral conforme a “las exigencias mínimas de continuidad, dedicación y eficacia”.

Por todo ello, y teniendo en cuenta todas las limitaciones en su capacidad funcional que le provocan las patologías que padece, el juez considera patente que la demandante no puede desarrollar ninguna actividad laboral con habitualidad, rentabilidad, continuidad y eficacia. Por tanto, declara a la demandante en Incapacidad Permanente Absoluta, con la prestación que le corresponda por parte del INSS.

Consulta un resumen de la sentencia aquí

FUENTE: Noticias Jurídicas AUTORA: Silvia León



#moyaemery #abogados #asesores #consultores #gestores #trabajadores #incapacidad #permanente #absoluta #pensión #empleada #hogar #fibromialgia #depresión #fatiga #enfermedad #crónica #baleares #palma #calvià

¿Qué pasa con mis vacaciones si sufro un contagio de Covid-19 o tengo que hacer cuarentena durante las mismas? ¿Qué pasa si me veo obligado a hacer cuarentena y estoy fuera de mi lugar de residencia?

Según el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores (ET), que fija la regla general y de mínimos al respecto de las vacaciones (es decir, puede ser mejorada por convenio colectivo o acuerdos con el propio empleado), el trabajador que durante su período vacacional sufra una situación de incapacidad temporal -y un contagio de Covid-19 tiene tal consideración- podrá suspender sus vacaciones (total o parcialmente, según el caso) y tendrá derecho a disfrutar de las mismas una vez haya recibido el alta médica. Para disfrutar el nuevo período es necesario volver a estar de alta (que haya finalizado la incapacidad temporal), ponerse de acuerdo con la empresa sobre la nueva fecha de disfrute y, como último requisito o condición, que no hayan transcurrido más de 18 meses a partir del final del año en que se hayan originado.

Además, las cuarentenas, por positivo o contacto estrecho, o períodos de aislamiento tienen la consideración de incapacidad temporal por enfermedad común, así que sucede lo mismo que con un contagio por Covid-19 en lo que respecta a las vacaciones.

El obligado a guardar cuarentena que se encuentre disfrutando las vacaciones en España pero fuera de su lugar habitual de residencia habitual podrá desplazarse a su domicilio pero en vehículo privado y firmando una declaración responsable. Y -atentos los residentes en las Islas Baleares y Canarias- si la única opción de desplazamiento a nuestro hogar fuera en un medio de transporte público, “este se realizará previa valoración y autorización de la autoridad de salud pública de origen y destino debiéndose asegurar que las medidas de distanciamiento del contacto, respecto al resto de personas, sean aplicadas desde el punto de partida y durante todo el trayecto”.

¿Quieres saber más al respecto de este tema? Lee a continuación un interesante artículo del diario CincoDias Legal:


¿Qué ocurre con las vacaciones si me contagio de COVID-19 durante su disfrute?

Esta pregunta, o si el trabajador puede desplazarse desde el lugar de descanso al de su residencia para hacer cuarentena, tienen respuesta

FUENTE: CINCODIAS LEGAL AUTOR: MARCELINO ABAD RAMÓN  

Las vacaciones correspondientes al mes de agosto ya han dado el pistoletazo de salida. Y lo han hecho en plena quinta ola de contagios por el nuevo coronavirus. Aunque en España el 59,1% de la población ya ha recibido la pauta completa de vacunación y el 69,3% tiene al menos una dosis, según datos del Ministerio de Sanidad actualizados el día 5, se siguen produciendo nuevos contagios. Ante esta situación, cabe la pregunta acerca de qué ocurriría si por desgracia el trabajador se contagia durante su periodo de descanso o si tiene que hacer la cuarentena de 10 días por haber tenido un contacto estrecho con una persona infectada.

De conformidad con el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores, la persona tendría derecho a disfrutar de las vacaciones una vez recibido el alta médica. Y es que, estas se suspenderían, de forma que se podría hacer uso de ellas una vez que finalizase la situación de incapacidad temporal, previo acuerdo con la empresa sobre la fecha, “y siempre que no hayan transcurrido más de 18 meses a partir del final del año en que se hayan originado”.

Es decir, si el trabajador comienza su incapacidad temporal, por ejemplo, el 24 de diciembre de 2021, las vacaciones pendientes de ese año natural (2021) podrían disfrutarse hasta el 30 de junio de 2023. Con respecto a las vacaciones devengadas en 2022, se podrían disfrutar hasta el 30 de junio de 2024. Estas reglas sobre disfrute de vacaciones pueden ser mejoradas por convenio, acuerdo colectivo o acuerdo individual.

Tal y como apunta el Ministerio de Seguridad Social en su página web, los periodos de aislamiento “se considerarán como incapacidad temporal por enfermedad común”. La emisión de los partes de baja, confirmación y alta corresponderá al Servicio Público de Salud de la comunidad autónoma a la que esté vinculado el trabajador en función de su domicilio.

No obstante, a efectos del pago, estos periodos se consideran “accidentes de trabajo” y no “incapacidades temporales por enfermedad común”. Esto significa que la prestación económica se produce desde el día siguiente al de la baja y no desde el cuarto como ocurre con las bajas por enfermedad común, según señala el departamento que dirige José Luis Escrivá.

Dónde hacer la cuarentena

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad explica que si la persona debe guardar cuarentena por positivo o por contacto estrecho con una persona infectada mientras se encuentra de vacaciones en un lugar distinto al de su residencia, puede hacerla en el lugar en el que se encuentre en ese momento o donde tenga su residencia habitual.

Pese a ello, el transporte se deberá realizar en coche privado y firmando un documento de declaración responsable. Pero si por cualquier circunstancia la única opción de desplazamiento fuera en un medio de transporte público, como puede ser el caso de las islas, “este se realizará previa valoración y autorización de la autoridad de salud pública de origen y destino debiéndose asegurar que las medidas de distanciamiento del contacto, respecto al resto de personas, sean aplicadas desde el punto de partida y durante todo el trayecto”.


#moyaemery #abogados #asesores #consultores #gestión #trabajadores #derechos #estatuto #vacaciones #cuarentena #contagio #descanso #baleares #mallorca #palma #calvià

¿Puedo ser autónomo y trabajar por cuenta ajena? Autónomos pluriempleados.

autonomos pluriactividad

En el artículo de hoy comentaremos un estado de actividad laboral que no todo el mundo conoce, la pluriactividad de los autónomos.

Ser autónomos no es nada fácil, y más en nuestro país. Una opción muy sensata para poder llevar a cabo tu actividad como autónomo es obtener rendimientos de trabajo por cuenta ajena. Ser autónomo y emprendedor requiere muchos gastos y no siempre se compensa con la actividad inicial, los comienzos siempre son duros. Así pues, pasaremos a explicarte los detalles del pluriempleo como autónomo y trabajador por cuenta ajena y las bonificaciones para autónomos en pluriactividad que introdujo la Ley de Emprendedores de 2013.

BONIFICACIONES:
Los nuevos autónomos en situación de pluriactividad pueden beneficiarse de importantes bonificaciones que se pusieron en marcha con la entrada en vigor de la Ley de Emprendedores de 2013. Estas bonificaciones las encontramos en la reducción de las bases de cotización y funcionan de la siguiente forma:

  • Primeros 18 meses de alta: hasta el 50% de la base mínima de cotización, la base por la que pueden optar los autónomos en esta situación será de 442,20€.
  • Segundos 18 meses de alta: hasta el 75% de la base mínima, 663,30€.

En el caso de que la pluriactividad sea a tiempo parcial, las bonificaciones se reducirán al 75% y 85% respectivamente, con una base mínima de 751,80€. Si se desea se puede optar a una base de cotización mayor hasta llegar a las bases máximas de cotización.
Los requisitos para poder optar a estas cuotas reducidas son:

  • Darse de alta por primera vez en el régimen especial de autónomos de la Seguridad Social.
  • Iniciar una situación de pluriactividad con motivo de esta alta.
  • La bonificación es incompatible con cualquier otra (como por ejemplo la tarifa plana de 50€, aunque si se tiene derecho a ella se puede elegir entre una u otra).

Esta medida sustituye, en algunos casos, a las devoluciones por doble cotización.

COTIZACIÓN POR INCAPACIDAD TEMPORAL:
La cobertura de la prestación económica por Incapacidad Temporal tendrá carácter obligatorio para todos aquellos que se quieran dar de alta en el RETA, pero será opcional si el autónomo se encuentra en situación de pluriactividad y se tiene derecho a la prestación por Incapacidad Temporal en otro régimen del Sistema de la Seguridad Social en el que se encuentre en situación de alta. Es importante remarcar que la cobertura de las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales en el RETA es de carácter voluntario, menos para los autónomos dependientes y para aquellos que estén obligados en formalizar esta protección debido a la actividad profesional que desarrollan, que estará considerada de un riesgo alto de siniestralidad. Dentro del régimen general, las contingencias por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales están incluidos en la cotización.

DEVOLUCIONES  POR DOBLE COTIZACIÓN:
En esta situación, el autónomo con pluriactividad tendrá una doble cotización por contingencias comunes, en el Reta y en el Régimen General. Para poder solicitar la devolución, la suma de las cuotas ingresadas por contingencias comunes en el Régimen General más las cuotas ingresadas en el Régimen especial, debe ser superior a 12.245,98€. Si se cumplen estos requisitos, se devolverá al autónomo pluriempleado el 50% de las cuotas ingresadas en el Régimen Especial en concepto de contingencias comunes. Se debe solicitar durante los 4 primeros meses de 2015 en la Seguridad Social con el modelo TC 13/1 de “Solicitud de ingresos indebidos”.

EMBARAZOS Y PERIODOS DE LACTANCIA:
Si eres mujer, el embarazo y el periodo de lactancia son temas a tener en cuenta en la situación laboral. Para determinar si existe riesgo durante la lactancia natural y si uno se encuentra en situación protegida, se tendrán en cuenta el riesgo que se ocasiona al desarrollar las actividades que se desempeñan en el trabajo.
En el embarazo, si existe riesgo al desarrollar todas las actividades de la actividad laboral, se tendrá derecho a la prestación en cada uno de los regímenes, siempre que se reúnan los requisitos exigidos de forma independiente de cada uno de ellos. Si la situación de riesgo solo afecta a uno de los ámbitos, solo se tendrá derecho al subsidio del régimen en el que esté incluida esta actividad de riesgo.

JUBILACIÓN:
Aquí llega la buena noticia, siempre y cuando se cumplan los requisitos por separado de cada régimen, se tendrá derecho a una pensión por cada uno, es decir, podrás tener 2 pensiones. Si en el momento de la jubilación no se está dado de alta o asimilado en alguno de los regímenes, será necesario que las cotizaciones acreditadas de cada uno de ellos en el que se ha desarrollado la doble actividad, supongan al menos 15 años.

PENSIONES:
En la situación de haber cotizado en varios regímenes y no tenemos opción a la pensión en uno de ellos, las bases de cotización acreditadas en régimen de pluriactividad, podrán ser acumuladas a las del régimen en que se obtenga la pensión, pero sólo par ala determinación de la base reguladora de la misma, sin que la suma de las bases pueda ser superior al límite máximo de cotización vigente en cada momento.

En Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas. Si eres un autónomo pluriempleado, o un trabajador por cuenta ajena con ganas de emprender y quieres más información sobre este tema, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 971 72 80 10. También puedes venir a visitarnos a nuestras oficinas en Mallorca.

Conoce todos nuestros servicios en www.moyaemery.com

Escríbenos a info@moyaemery.com

 

“Los autónomos no nos ponemos enfermos” (o sí). Cuánto cobra un autónomo por la baja por enfermedad.

Es momento de buscar las oportunidades, y muchas personas aprovechan la situación para iniciar una nueva aventura, el autoempleo. O lo que es lo mismo, hacerse autónomo.

Los autónomos tienen muchas ventajas que los trabajadores por cuenta ajena no tienen: ponerse sus propios horarios de trabajo, trabajar desde casa e incluso en pijama, ser tu propio jefe entre otras. Pero hay una cosa que a muchos se nos olvida, “los autónomos no se ponen enfermos”.

Ilustración de Cristobal Fortunez del libro Autónomos, La guía definitiva de Blackie Books.

Ilustración de Cristobal Fortunez del libro Autónomos, La guía definitiva de Blackie Books.

Existen muchas dudas en los emprendedores que quieren alistarse a la lista de autónomos españoles y sin duda, los temas de “baja por enfermedad” rondan por la cabeza ya que, si trabajo por cuenta propia ¿quién pagará mi baja? ¿el estado?  A muchos les entrará la risa pero hay que decir que en algunas ocasiones sí, el estado se encarga de la incapacidad temporal y de la enfermedad profesional o accidente de trabajo.

Cuando nos referimos a la  Incapacidad Temporal (IT) se hace referencia a las enfermedades comunes o accidentes no laborales. Es decir, si por mala pata eres autónomo y caes enfermo, puedes ganarte la incapacidad laboral desde el 4º día hasta 21 días después cobrando el 60% de la base de cotización del mes anterior a la baja. A partir de esta fecha y en adelante se cobrará el 75% de la base de cotización del mes anterior a la baja.

Pero ¡ojo! Que eres autónomo y no todo va a ser tan maravilloso. Para poder recibir la subvención de la baja médica, deberás seguir de alta en tu actividad como autónomo (y pagar por su puesto la cuota de autónomo).

En el segundo caso, en los accidentes de trabajo (AT) o enfermedades profesionales (EP), se cobra desde la fecha de la baja el 75% de la base de cotización del mes anterior a la baja. Pero volvemos a lo mismo, para poder recibir la subvención deberás pagar tu cuota de autónomo.

Quizás esta es una de las razones por las que realmente los autónomos no es que no se pongan enfermos, si no que no les sale a cuenta. De todas formas, ser autónomo tiene sus ventajas así que disfruta de ellas.

Desde Moya&Emery nos dedicamos al asesoramiento integral de empresas, y los autónomos son su propia empresa, por lo que si estás pensando en darte de alta como autónomo y emprender no dudes en pedir cita en el 971 72 80 10. También puedes venir a visitarnos en C/Pere Dezcallar i Net nº11 en Palma de Mallorca o bien en C/Còrdova nº5 local 5 en el Club de Hielo en Palmanova.