Archivo de la etiqueta: management

Warren Buffet y los secretos del Management

warrenbuffet

Warren Buffet y los secretos del Management de Mary Buffet y David Clark nos revelan algunos puntos clave sobre el trabajo de Warren Buffet y su forma de ver los negocios.

Warren Buffet es un inversor y empresario norteamericano considerado unos de los más grandes inversores del mundo. Su visión sobre los negocios le ha hecho generar una fortuna de más de 72 mil millones de dólares. En este libro encontraremos las claves del éxito de Warren en forma de consejos resumidos en capítulos cortos que cualquier emprendedor o trabajador debería tener en cuenta para poder conseguir el éxito en sus propósitos.

Lo más importante de una empresa, tanto para trabajar en ella como para dirigirla, es que esta empresa tenga una “propuesta de valor duradera en el tiempo”. Esto significa que el producto o servicio que se ofrezca, tenga un valor diferencial al resto. Pero además este valor debe ser tan bueno que se mantenga en el tiempo. Si sabemos identificar qué empresas tienen este tipo de propuesta de valor, podremos encontrar un puesto de trabajo en el que nos aseguremos estabilidad y salario por mucho tiempo. Un ejemplo claro es Coca-cola. Esta empresa ha conseguido tener un producto que no necesita cambiar, por lo que la inversión en mejorar el producto es casi nula. Así pues puede dedicar el dinero que obtiene de sus beneficios en invertir en su marca y su valor.

En el caso del emprendedor es primordial encontrar esta propuesta de valor que nos diferencie de la competencia, y si además es duradera nos ayudará a tener ventas a largo plazo.

De este concepto podemos sacar el siguiente punto principal de una empresa y es “tener una economía lógica”. No endeudarse sin poder hacer frente a los pagos y obtener unos beneficios superiores al coste de producción de nuestros productos o servicios harán que la economía de la empresa siga su curso. Si además de ello tenemos una propuesta de valor diferencial y duradera, el éxito está garantizado.

Pero no sólo encontraremos en el libro “secretos” de cómo es una buena empresa, también nos nos cuentan consejos a nivel profesional que se pueden aplicar tanto en nuestra vida laboral como en nuestra vida personal. Son consejos que nos ayudarán a mantener una estabilidad en nuestras relaciones personales con clientes, amigos, trabajadores o hijos.

En primer lugar hablaremos sobre la motivación. Warren considera que motivar al trabajador es la mejor forma de conseguir beneficios para la empresa. Elogiar los éxitos sin criticar los errores es una forma de entablar una buena relación con la otra parte. Además esto es aplicable a nivel personal como a nivel laboral ya que está dentro de nosotros está la necesidad de sentirnos valorados. Por eso, cuando un trabajador está motivado podremos delegar el trabajo.

Este es otro punto esencial a la hora de saber manejar una empresa, “saber delegar”. Tanto si montamos una empresa como si somos parte del engranaje, un trabajador se siente mucho más cómodo cuando tiene la libertad de poder obrar a su voluntad. Si la motivación ha sido positiva y el trabajador es honesto, encontramos la receta para el éxito de una empresa. Cuanto más involucrados estemos en el negocio, nos pertenezca o no, más beneficios obtendremos de él.

No hay que olvidar que errar es una cualidad humana y nuestra andadura profesional cometeremos errores. Warren es una persona que no dedica mucho tiempo a pensar en sus fallos. Una buena actitud ante los errores es aprender de ellos, ya que es la única forma de no volver a cometerlos en el futuro.

Por último, Warren necesita una cualidad indispensable para que todo lo citado con anterioridad funcione: “ama lo que haces”. Cuando uno ama su trabajo, sin importar la remuneración económica, es cuando realmente empieza a existir los resultados. Un trabajo bien hecho, con cuidado y esmero destaca sobre la competencia por lo que, normalmente el amar el trabajo con ganar dinero van unidos de la mano.

Te recomendamos este manual de cualidades que debería tener una buena empresas y por su puesto, un buen empresario.